Obama le puso mucho picante a su última cena show en la Casa Blanca

El presidente ironizó sobre las aptitudes de Trump y la edad de Clinton
Una de las tantas tradiciones y protocolos que debe cumplir un presidente de los Estados Unidos consiste en encabezar todos los años una cena con periodistas, empresarios y celebridades en la que, durante su discurso, debe hacer reir a los comensales mientras realiza un repaso de hechos ocurridos en los últimos 12 meses. El presidente Barack Obama tomó el rol de comediante en la Casa Blanca por octava y última vez en la noche del sábado, y se despachó con una catarata de ironías y críticas hacia sus eventuales sucesores.

El plato principal de la actuación de Obama ofrecida a los corresponsales en la Casa Blanca fue el multimillonario candidato presidencial republicano, Donald Trump.

El presidente también ironizó sobre la edad de la postulante demócrata, Hillary Clinton, sobre la ideología de izquierda del también demócrata, Bernie Sanders, e incluso recordó sus épocas de estudiante universitario en las que fumaba marihuana.

Además, en el marco de la tradicional reunión con periodistas, el mandatario anticipó que espera para las elecciones de octubre una victoria de Clinton.

Palos para todos

Trump faltó este año a la cena de la que era un asiduo comensal, pero Obama lo hizo estar presente. "¿Será que esta es una cena demasiado chabacana para Donald? ¿Qué podría estar haciendo y diciendo? ¿Estará ahora en casa comiendo un filete Trump? ¿Tuiteando insultos a Angela Merkel?", se preguntó Obama.

Además, ironizó sobre el conocimiento del candidato en política exterior al aludir a los certámenes de belleza que presidió como empresario y propietario de Miss Universo. "Ha pasado años reuniéndose con líderes de todo el mundo: Miss Suecia, Miss Argentina, Miss Azerbaiyán", dijo el presidente estadounidense.

Pero el presidente tampoco dejó de lado a Clinton y la polémica en torno a su edad. "Hay que admitirlo: Hillary, tratando de seducir a los jóvenes, es un poco como una tía vieja que se hace una cuenta en Facebook", ironizó.

Sin embargo, señaló que la democráta será la presidenta. "El año que viene tendremos un nuevo presidente, aunque no sabemos quién va a ser ella", dijo al aludir directamente a Hillary Clinton, y saludando de paso a Bernie Sanders, el único candidato presidencial presente en la cena, como "el rostro más joven del Partido Demócrata".

"Estoy apenado, Bernie, de que te hayas distanciado de mí. Eso no se le hace a un camarada", le dijo al senador aspirante a la Casa Blanca, a menudo etiquetado de comunista.
Sobre el aumento de su popularidad cuando está cerca de terminar su segundo mandato consecutivo, Obama se permitió hacer una referencia a su consumo de marihuana cuando era estudiante. "La última vez que volé así de alto, estaba tratando de decidir en qué iba a especializarme en la universidad", dijo.

Al final de su show, dejó caer su micrófono y dijo "Obama out", un gesto de las estrellas de la cultura pop que quiere decir que la actuación ha sido tan buena que no hay nada más que añadir.

Crucero de EEUU llegó a Cuba

El primer crucero que zarpó de Estados Unidos hacia Cuba en más de medio siglo fue recibido ayer lunes en La Habana por una multitud emocionada que agitaba banderas de los dos países.

Con 700 pasajeros (ver contratapa), el barco Adonia de Fathom, filial de la empresa estadounidense Carnival, atracó en el puerto de La Habana tras haber partido de Miami la tarde del domingo. El viaje de este primer crucero agregó un nuevo símbolo a la reconciliación política entre los enemigos de la Guerra Fría. Aun cuando se mantiene en vigor el embargo estadounidense sobre la isla impuesto en 1962, los dos países restablecieron relaciones diplomáticas en 2015. Mientras, el gobierno de Barack Obama, reiteró al Congreso de mayoría republicana el fin del embargo.

Fuente: Agencias

Populares de la sección