Obispo de Minas: "A Sanguinetti la moto se le fue a la cuneta"

Fuentes respondió a una columna, donde expresidente apoya la decisión de la Junta de no permitir la instalación de la imagen de la Virgen

El obispo de Minas Jaime Fuentes respondió en su blog Desde el Verdún a una columna publicada en el diario El País, donde el expresidente Julio María Sanguinetti apoya la decisión de la Junta departamental de Montevideo de no permitir la instalación de la imagen de la virgen María en la rambla de Montevideo.

En su columna publicada el domingo 21 y titulada "El molesto es José Pedro", Sanguinetti observa que de instalarse la imagen de la virgen en ese predio de la rambla, el lugar se consolidaría como de "exclusividad católica" y pasaría a ser una "iglesia a cielo abierto".

"No se trata de instalar una imagen en una esquina de barrio o cualquier otro destino análogo, que probablemente no habría generado ningún rechazo. Es transformar un espacio público muy notorio en lugar permanente de culto", subraya el expresidente.

Lea también: Junta rechazó la instalación de la imagen de la virgen María en la rambla del Buceo

Sin embargo, para el obispo de Minas decir que el espacio se convertiría en una "iglesia a cielo abierto" "no tiene nada que ver con la realidad" y es "fantasía pura". "En las iglesias católicas, el acto religioso primordial es la misa diaria. También se administra en ellas el bautismo, la confirmación y la penitencia o reconciliación, así como el sacramento del matrimonio. Además, hay personas que van a las iglesias a rezar. ¿Alguien puede imaginar esta "iglesia a cielo abierto" en la rambla'", se pregunta en el post publicado en su blog e incluido en el boletín semanal de la Conferencia Episcopal.

En su columna del domingo pasado, Sanguinetti también señala que la instalación de la imagen de la virgen sería "discriminatoria para el resto de los ciudadanos que no profesan su fe".

"Aquí, definitivamente, al expresidente la moto se le fue a la cuneta", subraya al respecto Fuentes en su post. "En todo caso, si se colocara la imagen, podría erigirse sin problemas un monumento a la increencia, ¿por qué no?, que alivie la discriminación de quienes la padecen".

En este sentido, el obispo señala que "para sacar la moto laicista de la cuneta convendría revisar las propuestas, los valores y las manifestaciones de esa filosofía. De lo contrario, da la impresión que sus defensores estarán asumiendo nada más que otra forma de 'disciplina partidaria'".

Por su parte, Sanguinetti cuestiona en su columna los dichos del cardenal Daniel Sturla, donde sostiene que la negación a la instalación de la imagen es un acto discriminatorio hacia la comunidad católica. "Invocar la discriminación es excitar rencores que no deberían tener espacio en un debate maduro y respetuoso", señala. Al mismo tiempo, sostiene: "Nunca hemos sentido a un católico uruguayo que se sintiera discriminado por serlo".


Populares de la sección