Obispo que visitó escuelas: "Se puede pensar distinto a Varela"

Sanguinetti aclaró que no dio charlas a los alumnos durante recorrida

El obsipo de Canelones, Alberto Sanguinetti, respondió en una columna, publicada en la página web de la Conferencia Episcopal, los cuestionamientos que recibió desde asociaciones civiles y algunos legisladores sobre su visita a distintas escuelas del departamento con el objetivo de poner a disposición instalaciones de la Iglesia Católica, como por ejemplo, gimnasios.

El obispo, que visitó los centros educativos tras obtener autorización del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), aclara en la columna que durante estos encuentros no dio charlas sobre catolicismo a los alumnos, sino que conversó "francamente" con los adultos responsables de las instituciones. "Todos tratamos con las mismas realidades, procurando ayudar. En algunos medios, sobre todo en los más vulnerables, la comunidad católica tiene diversos servicios dirigidos a la promoción de las personas, que frecuentemente son también estudiantes de los centros. Es común que haya complementación de servicios y visiones", afirmó Sanguinetti.

Más allá de esto, el prelado recordó que la ley de Educación establece que "la enseñanza está abierta a todas las ideas y creencias". Por lo tanto, agrega que no estaría mal que si alguna vez un rabino visita una escuela, diera una charla sobre judaísmo y los niños pudieran preguntar. "Los alumnos pueden pensar y alguna vez oír las creencias directamente del que las tiene y no de quienes se oponen", resaltó.

El demonio y Varela

En el comunicado público que varias asociaciones civiles –entre ellas, Apostasía Colectiva Uruguay y Amigos de la Educación Laica– emitieron la semana pasada cuestionando al sacerdote, advirtieron que Sanguinetti es el prelado que "desde hace tiempo viene insistiendo en la pretensión de restaurar la enseñanza o formación religiosa".

Al respecto, el obispo señala que si bien para algunos él es la representación del "mismo demonio" por ser "un duro crítico de José Pedro Varela", su postura solo cuestiona que haya que "repetir lo que dijo Varela como si fuera palabra sagrada". "Creo que se puede evolucionar y pensar distinto", acota. En otro momento de su columna, el prelado afirmó que la laicidad "no es un dogma de fe", es decir, una verdad absoluta.

A su vez, Sanguinetti cuestionó a aquellos que diciéndose no creyentes "pretenden dictaminar lo que es la religión", relegándola al ámbito exclusivamente privado. "Perdón, lo será así según su concepción. ¿Acaso se aceptaría decirle a un marxista que su pensamiento es del ámbito privado y no puede presentarlo en ningún nivel de enseñanza?", pregunta.

El obispo cerró su columna instando a trabajar por los "verdaderos problemas" que tienen los niños y jóvenes de hoy.

"Abramos la cancha, que saldremos todos ganando, en especial las nuevas generaciones, que ya tienen verdaderos problemas, no la visita de este servidor", remató.



Nuevo rector en la Ucudal

El 29 de noviembre el sacerdote Julio Fernández Techera asumirá el rectorado de la Universidad Católica en lugar de Eduardo Casarotti, quien deja el cargo al terminar su período, tras ocho años al frente de la institución. Fernández fue propuesto por el cardenal Daniel Sturla, gran canciller de la universidad y confirmado por la Santa Sede. Hasta el momento se desempeña como director de la fundación Sophia y del departamento de CIencias Humanas de dicha universidad. Pertenece a la comunidad jesuita.





Populares de la sección