Ocho besos legendarios del cine para celebrar el Día Internacional del Beso

Desde Casablanca hasta Secreto en la montaña, algunos romances hicieron historia cinematográfica
Cada 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, fecha en conmemoración del beso más largo de la historia, que duró 58 horas 35 minutos y 58 segundos. Estos son algunos de los besos más famosos de la gran pantalla, encargados de definir épocas.



Lo que el viento se llevó (1939)


Beso de Lo que el viento se llevó

Pese a ser considerado uno de los besos más icónicos del cine clásico estadounidense, la química entre los actores de Lo que el viento se llevó, Vivien Leigh y Clark Gable, no ayudó a las escenas. Según Leigh, ella odiaba besar a Gable porque "su dentadura apestaba".

Casablanca (1943)


Beso de Casablanca

A poco tiempo de llegar a Hollywood, la actriz sueca Ingrid Bergman se aseguró un lugar en la industria gracias a su interpretación en Casablanca y su famoso beso con el ya consagrado Humphrey Bogart.


La dama y el vagabundo (1955)


Beso de La dama y el vagabundo

El beso más famoso de la animación corresponde a La dama y el vagabundo, pese a que la escena del spaghetti no convencía a Walt Disney. Él quería que los perros mostraran emociones humanas, pero creía que una cena formal no lograba el objetivo. Una versión más tosca de la idea logró finalmente asegurarse un lugar en el filme.

Ghost (1990)


Beso de Ghost

Al inicio de Ghost, un beso apasionado entre Demi Moore y Patrick Swayze impone el tono y el espíritu del filme, y logró reafirmar a Unchained Melody, de The Righteous Brothers, como sinónimo de romance.

Titanic (1997)


Beso de Titanic

Contenido dentro de uno de los momentos más icónicos del filme, el beso entre Leonardo Di Caprio y Kate Winslet en el atardecer hizo de My heart will go on una de las canciones más reconocidas de la década de 1990.


Spider-Man (2002)


Beso de Spider-Man

Uno de los ganadores más populares del premio a Mejor beso de los MTV Movie Awards fueron Kirsten Dunst y Tobey Maguire, con una ingeniosa escena bajo la lluvia, mientras Spider-Man pendía de su telaraña.


Diario de una pasión (2004)


Beso de The Notebook

También bajo la lluvia, el beso más memorable entre Rachel McAdams y Ryan Gosling en Diario de una pasión fue el que finalmente logra saldar el conflicto entre la pareja desencontrada. Este beso también ganó el premio de los MTV Movie Awards.

Secreto en la montaña (2005)


Beso de Secreto en la montaña

El beso entre Jake Gyllenhal y Heath Ledger en Secreto en la montaña fue neurálgico no solo para los personajes y la narrativa, sino también para el cine, al mostrar la pasión y el amor de una pareja del mismo sexo a grandes audiencias.

Populares de la sección