Ocho de cada diez mujeres asesinadas por parejas o exparejas no habían hecho denuncia previa

En el 83% de los casos los homicidas no tenían antecedentes penales

El 79% de las mujeres que murieron a manos de sus parejas o exparejas nunca realizaron una denuncia previa por violencia doméstica, según reveló el estudio Femicidios Íntimos en Uruguay: homicidios a mujeres a manos de (ex) parejas, que el Ministerio del Interior presentó esta mañana. Según dijo una de las autoras del estudio, Paula Cortaza, "el desafío ahora es determinar qué pasa con esas mujeres que no denuncian" y generar políticas para revertir esta situación.

Aunque la tasa de homicidios en hombres en Uruguay es casi cinco veces superior que la de las mujeres (13,46 cada 100 mil habitantes contra 2,79 cada 100 mil, según datos que van desde 2011 a 2016), "los homicidios perpetrados por parejas o ex parejas afectan a las mujeres en forma desproporcionada", por lo que la violencia doméstica debe ser considerado un delito con características especiales, opinó la investigadora.

En este sentido, el estudio señala que en el 54,2% de los homicidios donde una mujer fue la víctima, el crimen fue perpetrado por su pareja o ex pareja, mientras que en el caso de los hombres esto solo ocurre en el 3,3% de los casos, siendo un conocido el victimario más frecuente con 58,3% de los casos.

En lo que va del año seis mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas y al menos tres fueron víctimas de tentativa de homicidio. Además hay dos casos que no se esclarecieron.

Sobre las características de las víctimas, el informe destaca que en su mayoría tienen entre 31 y 40 años, el 48% convivía con el agresor al momento de ser asesinada, el 34% había convivido en alguna oportunidad y el 17% nunca lo hizo.

El domicilio compartido entre víctima y victimario es el lugar más frecuente en el que ocurre la agresión fatal (43% de los casos), seguido de la vivienda de la víctima (25%), la vía pública (19,8%), domicilio del autor (6,1%) u otros (6,1%).

Sobre los autores del homicidio el estudio destaca que el 83% de ellos no tenía antecedentes, el 9% tenía antecedente por delitos no violentos, 8% por delitos violentos, y 6,5% tenía antecedentes por ambos tipos de delitos. Además, se indica que para perpetrar el homicidio en el 54,4% de los casos se empleó un arma de fuego, en el 30% arma blanca, 8,9% estrangulación, asfixia o ahogamiento, 3,9% un objeto contundente y 2,7% otras armas.

En 2016 se presentaron 30 mil denuncias por violencia doméstica.

Además, el informe señala que en el 92,4% de los casos solo hubo un víctima vinculada con un caso de mujer asesinada por su pareja, en el 5,3% hubo dos víctimas, y en el 2,3% tres o más.

Los departamentos con más casos de mujeres asesinadas como víctimas de sus parejas o exparejas son Tacuarembó (2,79 por cada 100 mil habitantes mujeres), Colonia (2,27 cada 100 mil habitantes mujeres) y Florida (2,23 por cada 100 mil habitantes mujeres). En tanto, los que registran menos casos son Artigas (no hubo ningún asesinato por parte de una pareja o ex pareja entre 2011 y 2016), Durazno (0,63), San José (0,69), Río Negro (0,7) y Montevideo (0,76).

Aplicación

El Ministerio del Interior lanzará en noviembre una aplicación para dispositivos móviles para que las mujeres que fueron víctimas de violencia doméstica puedan avisar a la policía si su agresor viola una medida cautelar dispuesta por la Justicia, anunció el director general de Secretaría del Ministerio del Interior, Charles Carrera, en la presentación del estudio. La herramienta servirá en aquellos casos en los que la Justicia dispone una restricción para acercarse a la víctima, pero no decidió la colocación de tobilleras, agregó el jerarca.

"Sabemos que en los casos en los que hay una medida cautelar pero no una tobillera es donde tenemos más debilidad como Estado en la protección de la víctima" destacó Carrera.

En diciembre de 2016, el Ministerio del Interior ya había lanzado una aplicación (Emergencia 9-1-1) para denunciar delitos en proceso o pedir ayuda en casos de emergencia. Dentro de los ítems que ofrecía la app estaba la posibilidad solicitar apoyo en caso de violencia doméstica. Sin embargo, mientras que este servicio estaba disponible para todos los usuarios, la nueva app requerirá que las usuarias se registren con un formulario en el Ministerio del interior de modo de cotejar con datos del Poder Judicial y así determinar si esa mujer está amparada en una medida cautelar que defina la restricción de acercarse para su agresor.

Carrera dijo además que en abril se incluirán entre los departamentos donde se colocan tobilleras a agresores para garantizar el cumplimiento de medidas cautelares estarán Cerro Largo, Treinta y Tres, Salto y Paysandú, al tiempo que esperan llegar a todo el país para finales de este año.

Estos dispositivos, que se colocan por orden judicial al agresor en casos donde se entiende que está en riesgo la vida de la mujer, constan de una tobillera con un GPS que transmite una señal, mientras que la persona agredida tiene otro dispositivo con un botón de pánico. Esta tecnología comenzó a funcionar a finales de 2012.



Populares de la sección