Odiar menos el networking

Consejos e inspiración en el primer encuentro de emprendedoras
"Hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no ayudan a otras mujeres". Esta frase de la primera mujer secretaria de Estado de EEUU, Madeleine Albright, fue recordada hace unas semanas durante el primer encuentro de emprendedoras organizado por el programa Más Emprendedoras. La trajo a colación una de las oradoras de la jornada, la country manager para Argentina, Chile y Perú de MercadoLibre, Marina Díaz Ibarra, al subrayar que es una "responsabilidad" de las mujeres ayudar a otras mujeres.

Si Albright tiene razón, las más de 60 emprendedoras que se reunieron en el salón del Regency Zonamerica pueden estar seguras que no irán a ese lugar que describe la diplomática. Ese fue el ambiente que reinó y que pareció despertar con fuerza durante una actividad liderada por la directora ejecutiva de la company builder ThalesLab, Sylvia Chebi. La dinámica fue sencilla pero poderosa: Chebi invitó a las presentes a manifestar a qué persona les interesaría o necesitarían conocer para beneficio de sus propios emprendimientos, y al resto a tratar de ayudar. Las que se animaron no solo hicieron referencia a personas sino también a ideas para impulsar sus proyectos. Enseguida, para sorpresa de muchas, llovieron cantidad de indicaciones y valiosas sugerencias. La actividad demostró el poder del relacionamiento, algo que se insiste habitualmente que las mujeres deben potenciar.


Efectiva e indolora

En el entendido que consiste crear relaciones de trabajo productivas a largo plazo, Cheby brindó tips sobre cómo relacionarse de manera efectiva pero "indolora"
Basada en el libro de Devora Zack, Odio el networking (pero lo necesito): una guía práctica para abrumados, introvertidos y desconectados, Chebi confesó que estudió ingeniería "para no tener que relacionarse con personas" y relató cómo debió entrenarse para ser exitosa en el arte del networking.

Apuntó que no se trata de autobombo, ni de coleccionar tarjetas, ni de vender y que no es solo para extrovertidos. Brindó consejos prácticos cómo que la ropa se adecue al evento para no desentonar, permitirse pausas ("los introvertidos necesitamos pausas"), pedir consejo a los demás y escuchar de manera empática. Para el post evento recomendó dar seguimiento y ser agradecido. Resultaron interesantes los tips de lo que no se debe hacer: monopolizar la conversación, contradecir al interlocutor en forma permanente, hablar con alguien y mirar a otra persona.

Las oradoras del encuentro fueron la country manager para Argentina, Chile y Perú de MercadoLibre, Marina Diaz Ibarra, y la CEO de la chilena Babytuto, Daniela Lorca.


Populares de la sección

Acerca del autor