Oferta del Mercosur para TLC con UE tampoco fue una "maravilla"

Planteo europeo es un retroceso respecto a 2004 porque no ofreció cuota cárnica
El primer intercambio de ofertas que realizaron la Unión Europea y el Mercosur luego de un intento frustrado en 2004 para sellar un acuerdo de libre comercio (TLC) sigue generando repercusiones a nivel público y privado.

El gobierno uruguayo precisó que la carne vacuna "está incluida dentro" de la negociación con el bloque europeo, aunque admitió que la propuesta para ese ítem de la canasta de bienes estuvo por debajo de lo que había sobre la mesa hace 12 años. En esa oportunidad había un cupo concreto, algo que también fue cuestionado por los frigoríficos brasileños.

Ayer, el canciller Rodolfo Nin Novoa realizó algunas consideraciones públicas sobre el primer intercambio de ofertas que realizaron ambos bloques con la idea de avanzar en un pacto para reducir gradualmente sus aranceles de bienes y servicios.

Entrevistado por Inicio de Jornada, de radio Carve, Nin Novoa destacó como "muy importante" que se está nuevamente jugando en una "cancha", algo que no se hacía hace más de diez años. "No es verdad que no estén los productos agrícolas. Hay trigo, arroz, carne de ave, cerdo, ajo, decenas de productos. Y la carne (vacuna) y el etanol también están. Lo que no está es cuotificada (por la carne). Lo que se dice en la oferta de ellos (por la UE) es que se van a determinar los volúmenes de las cuotas, como parte de la negociación" a futuro, precisó el jerarca. De hecho, está previsto que sobre fines de junio arribe a Uruguay el equipo de negociadores de la UE para continuar con la negociación con el resto de los países del Mercosur.

"Vamos a ver la oferta que nos hacen y vamos a analizarla. Estamos negociando. Que las expectativas no se cumplieron; lo sabíamos de antemano. ¿O ustedes se creen que la oferta del Mercosur es extraordinariamente buena? Solo el 16% de los productos los desgravamos a 10 años y el 50% a 15 años, que es el plazo máximo. Lo nuestro tampoco es una maravilla. Lo que hicimos fue cumplir con los parámetros que era del 87%" de la cobertura de bienes y servicios", reconoció Nin Novoa. En la otra vereda, la UE ofreció una desgravación arancelaria "inmediata" para una canasta del 20% de sus productos, informó.

No obstante, el canciller reconoció que la UE "no cumplió" con elevar una "oferta superior" a lo que estaba sobre la mesa en 2004. "En ese entonces nos daban 100 mil toneladas de carne. Hay que negociar y seguir discutiendo y seguir intercambiando", afirmó.

Precisamente, el secretario ejecutivo de la Asociación de Industrias Exportadores de Carne de Brasil, Fernando Sampaio, cuestionó la escasa apertura que mostró la UE en el intercambio de ofertas respecto al que circuló en 2004.

El industrial recordó que la propuesta original de los cuatro países del Mercosur era de 300 mil toneladas, cifra que el bloque europeo redujo en esa oportunidad a 156 mil toneladas. "Cada vez que conversamos, ellos ofrecen la mitad. Y 78 mil toneladas es insuficiente", cuestionó el ejecutivo, quien hizo referencia a "rumores de peso" en Europa que hablan de que ese sería el volumen para negociar con el Mercosur "por la presión", de Francia e Irlanda como forma de influir sobre las autoridades de la UE.

En tanto, el director del Departamento de Negocios Internacionales de la Universidad Católica, Ignacio Barteshagi, volvió a remarcar ayer el progreso que implica la "reapertura" de la negociación, aunque consideró que "no se logró algo que sea favorable para ninguna de las dos partes" en lo que respecta al comercio de bienes.

A su juicio "sería clave" que en las próximas semanas el Mercosur logre incorporar la carne y el etanol a la negociación con definición de cuotas, algo que debería ocurrir antes del receso de la Unión Europea por el verano y también de que Uruguay entregue la presidencia pro témpore del Mercosur (julio).

"Superar cuanto antes esta primera etapa es fundamental para dar inicio a la segunda, que se trata de la negociación del otro importante número de capítulos, en los que tanto Brasil como Argentina pueden tener dificultades para avanzar y en los que también hay muchos intereses ofensivos de la Unión Europea", apuntó Bartesaghi.

Lobby bipartito

Nin Novoa se refirió a los lobbies de ambos bloques que surgen ante una negociación comercial de este tipo. El jerarca puso como ejemplo las declaraciones que dio a la prensa europea el Comisario Agrícola irlandés, Phil Hogan.

"Dijo (por Hogan) que había tenido un gran triunfo porque habían sacado la carne. La carne no se sacó y está dentro de la negociación, y hay que negociar las cuotas porque con Europa se negocia por cuotas", insistió.

A su juicio, empezar a criticar las ofertas de los demás "no favorece" el clima de la negociaciones. "Vamos a mirar esto con un poquito de mejores perspectivas. Nosotros tendremos que mejorar la nuestra (por la oferta), porque también hay muchos empresarios (uruguayos) que nos piden mucha protección. En una negociación no se lleva todo lo que se quiere y hay que aceptar cosas que uno no quiere", afirmó.

De todas formas, el investigador sobre política comercial de la Universidad de Georgetown, Nicolás Albertoni, dijo que "sorprende" que la UE no haya procedido a una apertura mayor de su mercado agrícola como sí hizo en la reciente negociación del tratado de libre comercio que negocia con EEUU (Transatlantic Trade and Investement Partnership), que luego deberá ser ratificado por los países europeos para su puesta en marcha.

"Los acuerdos son para mejorar respecto a las condiciones ya dadas. Si estamos en algo parecido no estamos mejorando. Lo que debemos saber es cuánto ha concedido la Unión Europea en otros rubros, sabiendo que también hay servicios y temas industriales que pueden afectar a la empresas uruguayas", advirtió Albertoni.

Por su parte, Nin Novoa consideró que este tipo de negociaciones no se pueden hacer públicamente. "Hay que hablar con los directamente involucrados y no discutir con la prensa. Si criticamos la oferta de los demás, van a criticar la nuestra y no vamos a tener margen para avanzar", alertó.

Populares de la sección