Ofrecen spray antimultas, pero IMM dice que su uso será penado

Se trata de un barniz trasparente que se aplica en la matrícula y según quien lo vende, aparece blanca en las fotos de las cámaras de la intendencia
Desde que se controla el tránsito con radares y cámaras, han sido varios los intentos por burlar esa tecnología y evadir las multas por infracciones. Un mito decía, por ejemplo, que podía lograrse colocando un CD en el parabrisas. Ahora, un spray que se comercializa a través de internet asegura que puede hacer que la matrícula sea invisible a las cámaras. La intendencia advierte que utilizarlo supondría un delito y que tomará acciones.

Se trata de un barniz transparente en aerosol que se aplica sobre la placa del vehículo. Si bien a simple vista no se ven diferencias, según afirma quien lo vende, el spray hace que la chapa aparezca blanca en la foto que toman las cámaras de la Intendencia de Montevideo.

Según dijeron a El Observador quienes ofrecen el producto llamado Photoblocker, a través de grupos cerrados, redes sociales y páginas de internet, se llevan vendidos unos cien aerosoles. El costo del producto es de unos US$ 75 y, una vez aplicado, el efecto perdura por varios años, afirman.

Consultado por El Observador sobre la existencia de estos aerosoles, el director de Movilidad de la Intendencia de Montevideo, Pablo Inthamoussu dijo que no tenía conocimiento de que estuvieran en el mercado, ni de su efectividad.

La matrícula, dijo el jerarca, es una de las formas que tienen las autoridades tanto municipales como policiales para identificar un vehículo, por lo que aplicar el spray supondría un delito de adulteración.

Sin embargo, ese delito no existe en el Código Penal. La grado 4 en Derecho Penal, Beatriz Scapusio dijo a El Observador que "en todo caso será un tema administrativo por entorpecimiento en los controles del tránsito, pero delito no es".
Inthamoussu insistió en que "deja de ser una simple falta de tránsito" ya que "hay una manifiesta intención de burlar no solo los controles municipales sino también, y pienso que es lo más complicado, los controles a nivel de la seguridad pública".

Señaló que el Ministerio del Interior también tiene cámaras "y muchas veces identificar la matrícula es crucial para el establecimiento de un delito".

Según explicó, las matrículas no pueden cambiarse de ninguna manera y la ordenanza municipal afirma que en caso de que ello suceda, las placas serán retiradas.

El director de Movilidad explicó que si el spray llegara a ser efectivo, en el momento de la infracción la intendencia no tiene cómo actuar, ya que la multa no se corrobora en el momento. Si se produjera el efecto, y el número de chapa no quedara claro, "la multa no se ingresa", señaló.

De todas maneras, aseguró que hay formas de identificar los vehículos en la vía publica. En ese caso, se le aplica la multa –de 8 unidades reajustables ($ 7.847) en el caso de la velocidad y de 5 unidades reajustables ($4.921) en el caso del cruce con luz roja– y, dependiendo de la adulteración, se intima a retirar la chapa.

A través de controles, la intendencia identificó por ejemplo cinco vehículos que habían colocado sobre las chapas láminas de plástico para intentar evadir los controles del Centro de Gestión de Movilidad. En esos casos, se detuvo a los vehículos y se aplicó la sanción, dijo Inthamousu.
Al igual que el spray, las láminas se vendían por internet, aunque según afirmó el jerarca ya no se encuentran en el mercado.

Así como sucede con los cambios de número de chasis, en estos casos "si se encuentran adulteraciones se da cuenta a la Policía y pasa a una esfera distinta", indicó. Agregó que de encontrarse el producto en el mercado, la intendencia lo analizará y si llegara a comprobar que funciona como dice la promoción, "hay que tomar acciones". l

Populares de la sección

Acerca del autor