Olesker: "Fue una decisión" que el Fonasa tuviera aportes del Estado

El exministro de Salud Pública adelantó que la reforma de la salud "va a requerir aún más financiamento público"
El exministro de Salud Pública, Daniel Olesker, hizo un balance de los primeros diez años de la reforma de salud y afirmó que fue "una decisión" que el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) tuviera aportes del Estado: "Ya sabíamos que cuando la reforma fuera universalizada íbamos a oscilar en aportes de Rentas Generales entre un 20% y un 30%", sostuvo.

Las declaraciones tuvieron lugar en el almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), en donde se analizó el servicio, el financiamiento y los ajustes que se le deberían hacer al Fonasa. En ese sentido, Olesker hizo hincapié en que "no hay dudas" de que la calidad de salud mejoró con respecto a DISSE, la cobertura de salud que existía hasta 2007.

"Hoy en Uruguay nadie tiene problemas de atención por razones económicas", agregó. El exministro señaló que DISSE también era "deficitario", ya que el Estado se hacía cargo del 17,6% de su costo. En la actualidad, el 22% de los gastos de Fonasa son cubiertos por Rentas Generales, según informó Olesker.

"Si sigue avanzando la reforma (de la salud) va a requerir aún más financiamiento público", adelantó. En ese sentido, opinó que la competencia entre los diferentes prestadores "se comió" la compensación que plantea el Sistema Nacional Integrado de Salud, por lo que sugirió que haya precios de referencia para las distintas prestaciones, desde los tiques para medicamentos hasta las internaciones.

Por otra parte, el representante de las mutualistas en la Junta Nacional de Salud (Junasa), Luis González Machado, dijo que el Fonasa es una reforma de Estado, si bien "no hubo una inversión país" para financiarla. En ese sentido, explicó que las cápitas que les paga la Junta Nacional de Salud (Junasa) a los prestadores están desfinanciadas en 4%, porque fueron calculadas en función de las prestaciones que se ofrecían en 2004. "Nos vemos enfrentados a nuevas exigencias que no son completamente financiadas", sostuvo.

El presidente de la Federación de Prestadores Médicos del Interior (Fepremi), Gustavo Cardoso, afirmó que lo que sucede en el Sistema Nacional Integrado de Salud es un "desequilibrio previsto". Además, explicó que los prestadores del interior tuvieron que realizar ajustes para poder hacer frente a la deficiencia financiera. "Hay mucha inversión para poderse adaptar a las nuevas exigencias", dijo.

Por otra parte, el presidente del Casmu, Gustavo Bogliaccini, señaló que 250 mil personas se cambiaron del sector público al privado desde que se instauró la reforma. "Todo aquel que tuvo la más mínima oportunidad migró al sector semiprivado", afirmó.




Populares de la sección