OMS sigue atacando al tabaquismo, esta vez, en las películas

Reclamó que los films no contengan imágenes con gente fumando y que las que sí tengan, sean clasificadas para adultos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) exhortó a los países que tienen industria cinematográfica a que no admitan en las películas que se produzcan motiven el consumo de tabaco. En China, India y Reino Unido ya se comenzaron a tomar medidas contra esta problemática que afecta a millones de personas cada año.

Según estudios que se realizaron en Estados Unidos, la exposición del tabaco en la pantalla contribuye al 37% de todos los nuevos fumadores adolescentes. El presidente de la Comisión Nacional de Lucha contra el Cáncer, Álvaro Luongo, dijo a El Observador que "los hábitos de fumar y de beber, cuando están metidos en el publico general, son una forma de justificarlo, admitirlo y promoverlo" y que de esta forma se ve como "una cosa común tomar o fumar", lo cual incita a muchas personas a seguir en el hábito y a otras a comenzar a fumar.

Una de las razones por las cuales la OMS tomó la decisión de clasificar a estas películas como "para mayores" es la relación del contenido de las películas clasificadas como para adultos (R) con la recaudación en taquilla. Según el informe, "en Estados Unidos las películas clasificadas R venden la mitad de entradas que las películas clasificadas como para público general".

Luongo dijo a El Observador que esta medida es "un factor más" que contribuye en la lucha contra el tabaco, y que para que la calidad de vida de las personas mejore, es indispensable "cambiar los hábitos alimenticios, tratar de dejar las bebidas edulcorantes y chatarra" como también "insistir con el hábito de fumar".

Otra de las medidas que la OMS pidió que se tenga presente en las producciones cinematográficas es que las películas con imágenes vinculadas al tabaquismo incluyan en los créditos de cierre un certificado en el que se declare que ninguna persona involucrada en la producción de la película recibió nada de valor (dinero en efectivo, cigarrillos gratis u otros regalos, publicidad gratuita, préstamos sin intereses o cualquier otro tipo de gratificación) a cambio de usar o mostrar productos de tabaco en la película.