Once mujeres murieron en 2015 por complicaciones en el embarazo

Apuntan a planificar la maternidad para evitar enfermedades
Una mujer VIH positivo quedó embarazada, pero no realizó los controles médicos adecuados. Al virus del que era portadora se le sumó una neumonía que finalmente le provocó la muerte. Como ella, otras 10 mujeres murieron en 2015 por enfermedades relacionadas directa o indirectamente al embarazo.
Según un reporte del Ministerio de Salud Pública (MSP) más de un tercio de los casos registrados el año pasado fueron por patologías que existían antes del embarazo, como la mujer que era VIH positivo o casos de leucemia, bocio o enfermedades relacionadas con la coagulación de la sangre, que también se registraron.

Patologías como la preeclampsia o desprendimiento prematuro de la placenta son causas directas de muerte materna, explicó a la prensa Ana Visconti, encargada del Área de Salud Sexual y Reproductiva del MSP, y afirmó que el registro ha mejorado en los últimos años. La jerarca dijo que las instituciones deben reportar los casos de mortalidad materna todos los meses. Si no hay ninguna muerte en el mes, de todos modos tienen que avisar al MSP.

Visconti sostuvo que el hecho de que más de un tercio de las muertes maternas de 2015 fue por enfermedades que la mujer ya tenía al momento de quedar embarazada, tiene relación con el aumento en la edad en la que deciden ser madres.

"Las mujeres buscan embarazarse a edades más avanzadas y ahí es cuando empiezan a aparecer enfermedades", indicó. Enfermedades como hipertensión o diabetes pueden agravarse durante el embarazo.

Para disminuir la cantidad de muertes maternas, la cartera de Salud apunta a la planificación del embarazo como política prioritaria. "No es lo mismo una mujer con hipertensión o con diabetes que se embarace sin haber controlado su diabetes y que esté en descontrol la diabetes", dijo Visconti a modo de ejemplo.
La especialista señaló que lo ideal es que las mujeres realicen una consulta previa con el médico antes de empezar a buscar el embarazo, para que "se embaracen en las mejores condiciones".
Las muertes por enfermedades asociadas directa o indirectamente al embarazo han descendido en los últimos 15 años, aunque en ese período hubo épocas con menos casos que en 2015.

En 2014 y 2013, nueve mujeres murieron, en 2012 habían sido cinco y en 2011, cuatro. Visconti explicó que la mejora en el registro de los casos puede haber dado lugar a que parezca que hubo un aumento.
"A veces se hacía certificado de defunción, pero no se asociaba al embarazo", dijo.

El MSP posee una comisión especialmente destinada a detectar los casos y trabajar para mejorar las cifras.

Desde hace dos años consecutivos no se han registrado muertes por aborto. Se considera muerte materna si es durante el embarazo o 42 días después de finalizado.


Populares de la sección