Once personas citadas a declarar por incidentes en la previa del Clásico

Uno solo de los indagados es por lo ocurrido dentro del Estadio Centenario

Once personas son conducidas ante la Justicia en calidad de indagados por los incidentes de ayer vinculados al partido clásico de Peñarol y Nacional que se suspendió antes de empezar.

Uno solo de los indagados es por lo ocurrido dentro del Estadio Centenario.

Se espera que el número de los que tengan que ir a la Justicia aumente con el correr de las horas cuando avance la investigación y se analicen los videos y fotos tal como lo ordenaron los jueces.

Raúl Oxandabarat, vocero de la Suprema Corte de Justicia, informó a El Observador que uno de los detenidos y sobre quien se supone hay elementos para imputar delitos, es por el robo a los puestos de venta de bebidas y comida de la tribuna Amsterdam donde estaba ubicada la hinchada de Peñarol.

En ese caso interviene el juez penal Gustavo Iribarren.

Los otros 10 declararán ante la jueza Blanca Rieiro y están vinculados a incidentes que ocurrieron en la zona de Cordón, aclaró Oxandabarat.

También declaran hoy, pero como testigos de lo que pasó en el Centenario, el jefe del operativo de seguridad del Ministerio del Interior; la comisión de seguridad de la Asociación Uruguaya de Fútbol; los propietarios de los puestos de venta que saquearon en la Amsterdam; y personal de recaudación que también fue agredido por parciales aurinegros.

Otros dos jueces intervienen en esta investigación y se espera que reciban a algunos de los detenidos por la Policía.

Policías lesionados

Tres efectivos de la Guardia Republicana recibieron "heridas de consideración" durante los incidentes y tuvieron que ser trasladados al Hospital Policial, informó el Ministerio del Interior a través de un comunicado.

Según constata el comunicado, uno de los policías sufrió traumatismo de hombro luego de recibir el impacto de una garrafa de 13 kilos arrojada desde lo alto de la tribuna Ámsterdam. Otro, resultó con una herida cortante de cara por lo que tuvo que recibir cirugía plástica; y el tercero sufrió lesiones cortantes en la nariz, mentón y brazo.

Todos fueron dados de alta con evaluación de heridas y analgesia.

En tanto, uno de los perros que participó del operativo policial, también sufrió el impacto de la garrafa sobre el lomo. Los médicos veterinarios constataron que el animal no registró fracturas pero sí un hematoma que los veterinarios están tratando con antinflamatorios y analgesia.


Populares de la sección