ONU entregó ayuda humanitaria en Siria gracias al alto el fuego

Esperan entregar elementos básicos a 154.000 personas en cinco días
Naciones Unidas empezó a entregar ayuda humanitaria a miles de civiles asediados en Siria, aprovechando el tercer día de una tregua que en líneas generales es respetada.

Según el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la tregua se mantiene "globalmente", aunque desde su entrada en vigor el sábado se observaron "algunos incidentes", que espera "no se multipliquen".

La tregua fue acordada después de semanas de deliberaciones. Tanto las fuerzas del presidente Bachar al Asad como los opositores se comprometieron a observarla, lo mismo que los países que intervienen en el conflicto en apoyo de un bando u otro. Sin embargo, desde el comienzo los implicados aclararon que mantendrían los combates contra el Estado Islámico y otros "terroristas", una definición bastante amplia que podría incluir a decenas de grupos.

Pero en términos generales el alto el fuego se mantiene y diez camiones cargados de material humanitario llegaron ayer a Muadamiyat al Sham, una localidad sitiada por el ejército al suroeste de Damasco, indicó la Media Luna Roja. Esos camiones llevaron mantas, productos de limpieza, jabón, toallitas higiénicas y pañales, productos que desaparecieron en Siria tras casi cinco años de conflicto entre disidentes que piden la caída del mandatario y las fuerzas leales al régimen.

La de ayer fue la primera entrega de ayuda humanitaria desde que empezó la tregua el sábado y la ONU anunció que en los próximos cinco días pretende entregar ayuda a 154.000 personas que viven en zonas bajo asedio.

Naciones Unidas estima que más de 480.000 sirios viven en zonas sitiadas por el ejército regular, rebeldes o extremistas del grupo Estado Islámico o Al Qaeda.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), el número de muertos en las zonas no controladas por el EI bajó drásticamente con la tregua. El sábado y el domingo murieron en total al menos 40 civiles, soldados y rebeldes, frente a 144 sólo en la jornada del viernes, destacó la ONG.
La entrega efectiva de ayuda podría crear de paso un ambiente más propicio para unas conversaciones de paz, tras los intentos fallidos de comienzos de mes.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, quiere relanzar las negociaciones el 7 de marzo, siempre y cuando para esa fecha el cese de hostilidades continué y se haya logrado entregar más ayuda a los civiles.

La ONU advierte

La situación para estos civiles aislados es crítica, y el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, el jordano Zeid Ra'ad Al Hussein, advirtió ayer que la hambruna puede provocar miles de muertes.

"Los alimentos, los medicamentos y otros productos de ayuda humanitaria de urgencia se ven bloqueados de forma repetida. Miles de personas pueden morir de hambre", dijo el Alto Comisionado, quien subrayó que la privación deliberada de alimentos está claramente prohibida como arma de guerra. "Por extensión, también lo está el sitio" de localidades, agregó.

El jordano habló en la primera sesión del año del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En su discurso, hizo énfasis en la crisis de Siria y en una de sus consecuencias, la de los refugiados que buscan llegar a Europa. Al Husein criticó como "cruel" la decisión de algunos países de Europa de elevar muros fronterizos para evitar el cruce de los refugiados.

Los que escapan de sus países no encuentran solidaridad internacional sino "hostilidad, caos y xenofobia", indicó. Acusó, asimismo, que no se pueden plantear políticas "basadas en la imagen de una supuesta invasión de gente que evidentemente huyen de países que no son seguros para sus vidas".
Reconoció que los países a los que llegan los refugiados afrontan desafíos logísticos considerables, pero dijo que esto no es una razón para considerarlos como una amenaza.

"Pido urgentemente a los países que se pongan por encima de la creciente xenofobia", dijo Zeid.

Fuente: Con agencias

Populares de la sección