Oposición da señal de unidad y arma denuncia contra ANCAP

Convocados por Larrañaga referentes de la oposición se reunen hoy en el Parlamento
Representantes de todos los partidos de oposición se reunirán esta tarde para coordinar una denuncia penal conjunta por la gestión del Frente Amplio en ANCAP, en particular por lo ocurrido en los últimos años cuando Raúl Sendic presidió al ente y el déficit aumentó en forma exponencial.

Pero más allá de sentar las bases para redactar la denuncia, fuentes políticas dijeron a El Observador que se busca dar una señal de la capacidad de coordinación que tiene la oposición.

Esa característica se quiere mostrar para que la población vea que la oposición puede lograr acuerdos en caso que uno de los partidos compita en un próximo balotaje, escenario que se ve como el más probable para las elecciones nacionales.

En enero, el senador Jorge Larrañaga había lanzado la idea de presentar una denuncia conjunta como "un mensaje de racionalidad y madurez", según lo publicó en su cuenta de la red social Twitter. Larrañaga –que concretó varias reuniones con dirigentes de otros partidos– y el senador Pablo Mieres por su lado, impulsan la formación de un espacio opositor capaz de superar al Frente Amplio.

El analista político Adolfo Garcé notó el cambio en la estrategia de los partidos tradicionales luego de dos balotajes perdidos. El cambio implicó superar la etapa de la competencia. "Los referentes de los partidos Nacional y Colorado parecen coincidir en la necesidad de encontrar un nuevo equilibrio entre competencia y cooperación", escribió el 27 de enero en El Observador.

Garcé también marcó que la coordinación no pasaba de lo discursivo y puso como ejemplo las resistencias a la coordinación de acciones conjuntas como la idea de Larrañaga de que la oposición cristalice una denuncia única por ANCAP.

Sin embargo, el senador blanco avanzó en su propuesta de coordinar y hoy reunirá en una misma mesa a referentes de todos los partidos políticos del arco opositor. El encuentro será en el Palacio Legislativo.
Los invitados son sus compañeros de partido: los senadores nacionalistas Luis Lacalle Pou y Alvaro Delgado, del sector Todos, que impulsó la comisión investigadora sobre ANCAP y presentó las denuncias en el Parlamento. Los senadores colorados Pedro Bordaberry –que integró la investigadora– y José Amorín Batlle. También confirmó su presencia el senador independiente Pablo Mieres –que ocupó un lugar en la investigadora cedido por el sector de Larrañaga– mientras que por Unidad Popular estarán el diputado Eduardo Rubio y Gonzalo Abella, quien fue candidato a presidente.

Blancos, colorados, independientes y Unidad Popular ya anunciaron que irán a la Justicia.

Larrañaga dijo ayer a El Observador que "se buscará alcanzar un acuerdo" para presentar una denuncia única por ANCAP e incluso propondrá formar "un equipo conjunto" con abogados y técnicos de todos los partidos para trabajar en la estructura de la denuncia penal.

Aclaró que "cada partido deberá responsabilizarse de lo que denuncie porque no se trata de ser solidario con la denuncia del otro".

"Más allá de un tema de economía procesal, el hecho de una denuncia conjunta realizada por todos los Partidos de la oposición, conformaría un fuerte mensaje político de rechazo a la gestión realizada por el Frente Amplio al frente de la empresa estatal", señaló ayer un comunicado de Alianza Nacional, el sector que lidera Larrañaga.

Lista a la Justicia

La oposición piensa llevar varios capítulos a los tribunales. Gastos de publicidad; comisiones a la agencia La Diez; la fiesta de la desulfurizadora de US$ 370 mil; la publicidad a una radio de Quebracho cuando no emitía; la contratación de Exor como intermediaria en la cancelación de deuda con Pdvsa; y la contratación directa de la empresa brasileña Pablo Verde para llevar cal a Brasil, están en la lista de asuntos sospechados de ilicitud.

También se sospecha de sobreprecios; hay dudas sobre adjudicaciones de equipamiento en plantas de cemento; omisiones en los registros de importaciones; y la construcción de un remolcador por la Armada que costó bastante más de lo previsto y no funcionó.

El FA niega todas las denuncias.


Populares de la sección