Oposición llama a protestar hoy y los chavistas piden diálogo

Mañana la MUD se reunirá con el Consejo Electoral del país caribeño
La oposición venezolana convocó a protestar hoy ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) para exigir avances en la activación de un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro en 2016.
"Mientras el directorio del CNE está reunido entre cuatro paredes, que sepan que (...) el pueblo que firmó y que está dispuesto a validar, votar y revocar, está en la calle", indicó la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en un comunicado emitido ayer.

Los rectores del Poder Electoral tienen previsto reunirse hoy para "acordar el inicio del proceso de validación presencial" de 1,8 millones de firmas que la oposición presentó para solicitar que se active la consulta, añadió la nota.

La oposición informó que esperan sostener mañana una audiencia con las autoridades electorales, después de que estas pospusieran el encuentro cinco veces. "Haya o no haya reunión CNE-MUD el próximo martes 7 (mañana), los representantes de la Unidad acudiremos a la sede del organismo electoral acompañados por el bravo pueblo", dijo la nota.

La MUD espera que las autoridades electorales presenten el informe final de la revisión de las firmas que entregó hace un mes para activar la consulta. Si hay un mínimo de 200 mil válidas, prosigue la ratificación de las rúbricas con la huella dactilar.

La oposición sostiene que el CNE demora el proceso porque si el referendo se hace antes de 2017 –cuando se cumplen cuatro años del mandato– y Maduro lo pierde se debe llamar a elecciones. Si ocurre el próximo año sería sustituido por el vicepresidente, un cargo que nombra el gobernante.
Como condición para iniciar un diálogo con el gobierno, la oposición exige que se celebre el revocatorio, en medio de conversaciones promovidas por Unasur y los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

El excandidato presidencial Henrique Capriles considera que la oposición no debe participar en un diálogo para que Maduro "se lave la cara", mientras que el jefe del Parlamento, Henry Ramos, insiste en buscar el acercamiento.

Venezuela atraviesa una severa crisis agravada por la caída del precio del petróleo –que provee 96% de sus divisas– y que se ha traducido en una carestía que afecta a más de dos tercios de los productos básicos, con una inflación de 180,9% en 2015.

Diálogo
El excanciller y diputado venezolano Elías Jaua, uno de los representantes del gobierno para las gestiones de un diálogo con la oposición, afirmó el domingo que el Ejecutivo está dispuesto a "avanzar en todo" para superar la situación del país caribeño.
"Nosotros estamos dispuestos a avanzar en todo, por la estabilidad del país (...) especialmente por lograr una estabilidad política que nos permita avanzar en la solución de la compleja situación económica", dijo al canal privado Televen Jaua al ser consultado sobre la disposición del gobierno a alcanzar en esas conversaciones.

El parlamentario, que formó parte de una delegación gubernamental en unas reuniones exploratorias para establecer un diálogo con la oposición de ese país, aseguró que el gobierno confía en que ese entendimiento "es necesario para la estabilidad".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro "nos ha enviado con toda la voluntad de avanzar, porque creemos que es necesario", dijo Jaua para referirse al encuentro celebrado en República Dominicana hace una semana promovido por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).
Además de Jaua, la delegación oficialista estuvo conformada por la canciller venezolana, Delcy Rodríguez y su hermano, el alcalde del municipio caraqueño de Libertador, Jorge Rodríguez.

Asistieron también representantes de Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, los principales partidos de la oposición que controlan el Parlamento venezolano y la alianza política opositora Mesa de la Unidad Democrática.

Según Jaua explicó hoy que la reunión exploratoria no se dio directamente entre los representantes del gobierno y la oposición, sino a través del expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, los exgobernantes de República Dominicana y Panamá, Leonel Fernández y Martín Torrijos, que actúan como mediadores de ese proceso.

La oposición ha hecho público que para que ese diálogo se concrete el gobierno de Maduro deberá cumplir con algunas condiciones que los opositores consideran fundamentales para aliviar la crisis, y que pasan por la activación del revocatorio del jefe de Estado, y la liberación de los opositores que están en prisión.

Fuente: AFP, EFE

Populares de la sección