Oposición pide control estatal del contenido de libros de colegios

Codicen sugiere recomendar textos

La comparación que se realiza entre el comunismo y la aldea de Los Pitufos en el libro Uy-siglo XX de Silvana Pera abrió el debate sobre el rol que debe cumplir el Estado a la hora de definir los libros de texto que se utilizan en la enseñanza privada.

Actualmente el control que tiene el Estado sobre este aspecto es casi nulo. En Secundaria, los inspectores de cada materia establecen una serie de libros recomendados, pero luego se carece de control sobre su utilización. Ni siquiera en la educación pública los docentes están obligados a utilizar los textos recomendados. Según explicó en 2015 la inspectora de institutos y liceos del Consejo de Educación Secundaria (CES), Margarita Grum a El Observador, la función de los inspectores se reduce a recomendar ciertos libros, pero no a controlar que se utilicen.

Sin embargo, en el ámbito de la enseñanza primaria no existe bibliografía recomendada para los privados. En tanto, en el sector público se utilizan los libros de texto que elabora el propio Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP). Atendiendo este vacío, el Codicen de la ANEP resolvió ayer sugerir al CEIP estudiar la viabilidad de confeccionar una bibliografía con libros recomendados tanto para educación pública como privada, en el marco de la libertad de cátedra, dijo a El Observador el consejero, Robert Silva. La resolución del Codicen establece que aquellos autores que quieran formar parte de esta bibliografía deberán solicitarlo al consejo, que encomendará a sus técnicos evaluar técnica y pedagógicamente las propuestas que se presenten.


Silva indicó que esto no obligaría a los privados a utilizar los libros recomendados, pero señaló que sería "de buena práctica" hacerlo. Indicó que se trata de un tema para "seguir trabajando".

Esta no fue la única resolución a nivel de la ANEP que motivó la comparación de Los Pitufos y el comunismo. Silva dijo que el CEIP también resolvió encomendar a sus equipos técnicos la valoración pedagógica y técnica del libro Uy-siglo XX, en el marco de lo que establece la ley de Educación de 2008, la libertad de cátedra y la de enseñanza. Explicó que la norma mencionada señala que la educación privada está bajo la supervisión de la ANEP.

Repercusión

El debate sobre el rol del Estado en este propósito superó a la ANEP. Durante estos días, varias figuras políticas y educativas se han expresado sobre el tema. Uno de los primeros en hacerlo fue el diputado nacionalista Pablo Iturralde quien publicó en Twitter que cursaría un pedido de informes al Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

En tanto, ayer en declaraciones a Portal 180, el diputado explicó que su objetivo no es censurar pero sostuvo que "la política pública de educación hay que dirigirla, más allá de que hay educación estatal y educación privada". Consideró que, por tanto, "debería haber un manual" para resolver los textos que se pueden utilizar y los que no.

Otra que se manifestó en este sentido fue la diputada blanca Graciela Bianchi, quien exigió "medidas urgentes" y citó a comisión de Educación a las autoridades del CEIP. Por otro lado, su correligionaria Ana Lía Piñeyrúa cruzó un par de tuits con el exintegrante del Frente Líber Seregni, Esteban Valenti, quien cuestionó a quienes criticaron a la educación pública por utilizar un libro, que luego las autoridades aclararon no se usa en las escuelas del Estado. Piñeyrúa preguntó si la ANEP no debería "controlar" también los textos que se utilizan en los colegios privados.

La elaboración de una política nacional que establezca pautas de elaboración y difusión de los materiales educativos y libros de texto era una preocupación del exsubsecretario del MEC, Juan Pedro Mir, quien comenzó a trabajar en este sentido, pero no encontró eco en ámbitos gubernamentales para avanzar.

Lea también: Falta de pautas en la elaboración y difusión de libros de texto preocupa al MEC

Editorial rechaza intencionalidad

"Quizá te ayude el siguiente ejemplo para acercarte a la idea de la sociedad comunista. ¿Conoces a los Pitufos? Son una comunidad que vive en una aldea. Todos tienen acceso a la vivienda. Nadie pasa hambre. El pozo de agua es para uso colectivo, no es de nadie y es de todos", dice el polémico libro deÍndice Grupo Editorial. Ayer la editorial difundió una carta donde "rechaza categóricamente cualquier intencionalidad de promover cualquier ideología a lo largo de este o cualquier otro libro". Afirma que la comparación se sacó de contexto.


Populares de la sección