Oposición se siente "estafada" por el gobierno

El diputado blanco Alejo Umpiérrez convocará al ministro Aguerre al Parlamento
El diputado del Partido Nacional, Alejo Umpiérrez, acusó al gobierno de estafar a la oposición al hacerle votar una ley para pagar de manera anticipada la deuda de ANCAP con la petrolera venezolana PDVSA, ya que, según indicó, los productores aún no han cobrando por las mercaderías enviadas a Venezuela en el marco de un acuerdo con el gobierno de Nicolás Maduro.

El Partido Nacional convocará al Parlamento al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Tabaré Aguerre, para que explique los negocios con Venezuela y el avance de los pagos.

"Se están produciendo impagos muy importantes", expresó Umpiérrez en La Mañana de El Espectador, y le atribuyó la responsabilidad al ministro Aguerre por haber sido el "estructurador" del fideicomiso para las negociaciones comerciales con Venezuela.

"Responsabilidad que se ve agravada porque se estafó a la oposición en el Parlamento porque se hizo votar a toda la oposición la ley de pago anticipado de la deuda de ANCAP", expresó el representante blanco.

Umpiérrez recordó el compromiso firmado por ambos gobiernos para vender a Venezuela 265 mil toneladas de mercadería, pero que los productores no están recibiendo el dinero de deudas anteriores.

"Nos encontramos con que hay un impago de más de US$ 81 millones a Conaprole, que además se extiende a la granja Tres Arroyos (...), que se están produciendo atrasos en los hipotéticos pagos de una única partida de US$ 50 millones, que aún no han podido cobrar Calcar ni Claldi", dijo Umpiérrez, algo que calificó como "muy grave".

El legislador blanco aseguró que hay retrasos de dos meses, que equivalen al pago de unos US$ 100 millones, y señaló que la situación de los productores "es desesperante". En el caso de los lácteos, "Claldi y Calcar "tienen aire" hasta fines de enero y a Conraprole "le quedaría piola" hasta marzo, por lo que los retrasos complican "todo el sistema productivo nacional", remató Umpiérrez.

El negocio entre los gobiernos de Uruguay y Venezuela incluyó la exportación de 235 mil toneladas de productos alimenticios por unos US$ 300 millones, que incluía el pago de unos US$ 38 millones que adeudaba el país caribeño por importaciones impagas que están concentradas básicamente en Conaprole y la avícola Tres Arroyos.

El pacto comercial también incluía el pago anticipado de una deuda que ANCAP mantenía con PDVSA por la compra de petróleo por US$ 262 millones –luego de una quita del 38%– que fue saldada por la petrolera estatal de Uruguay a mediados de setiembre.

Sin embargo, el gobierno venezolano demoró más de la cuenta en cumplir con el depósito del dinero en el fideicomiso y comenzó a generar preocupación en los exportadores uruguayos. Los primeros 50 millones los depositó en Bandes Uruguay. Ahora la oposición reclama más información acerca del resto de los pagos que se deberían haber completado los meses siguientes.

Populares de la sección