Oposición y gobierno venezolano empiezan a dialogar el domingo

El acuerdo se alcanzó tras una reunión de delegados con un enviado papal
El gobierno de Venezuela y la oposición iniciarán un diálogo el próximo domingo en isla Margarita, en el punto máximo de la crisis política que atraviesa el país, luego de que se suspendiera el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. El anuncio fue realizado ayer por Emil Paul Tscherrig, enviado del papa Francisco y nuncio apostólico en Argentina, que se reunió con delegados de ambas partes.

El objetivo de la reunión fue "establecer las condiciones para convocar una reunión plenaria", según dijo el enviado de Francisco en una rueda de prensa. El encuentro se realizó bajo los auspicios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y fue el primero entre miembros del gobierno y la oposición dos años y medio de crisis.

Tscherrig manifestó que transcurrió "en un clima de respeto, cordialidad y voluntad política para hacer avanzar este proceso".

En tanto, el presidente Maduro pidió ayer a la oposición abandonar el "camino del golpismo" y priorizar las soluciones a la crisis económica en el marco del diálogo que emprenderán ambas partes el domingo que viene. "Espero que se ponga el tema económico de la recuperación de Venezuela como punto central. Espero que se imponga el respeto a la Constitución y se abandone el camino del golpismo", dijo el presidente venezolano desde Roma tras una audiencia privada con el papa Francisco.

"Ya se venía trabajando, con contactos con todos los grupos y líderes de la oposición, y afortunadamente ha coronado felizmente", aseguró Maduro en contacto con la televisora gubernamental.

Acompañado por la canciller, Delcy Rodríguez, el mandatario agradeció las gestiones de Francisco a favor del diálogo en Venezuela. "Le di las gracias en el nombre de Venezuela por todo el apoyo para que por fin, definitivamente, se instale una mesa de diálogo en Venezuela entre los distintos factores de la oposición y el gobierno legítimo y bolivariano que yo presido", sostuvo.

A su vez, el mandatario agradeció el trabajo del exjefe de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los expresidentes Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana), integrantes de una mediación impulsada por la Unasur.

El gobernante socialista también reconoció la labor del secretario general de la Unasur, el exmandatario colombiano Ernesto Samper. Maduro llamó a "toda Venezuela" a apoyar "esta mesa de diálogo por la paz". "El camino de la patria es la paz, la prosperidad y la felicidad social. Con amor y firmeza bolivariana sigamos avanzando y derrotando demonios", escribió en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), opositora al gobierno, sostuvo que en medio de la crisis política que se vive en el país, "es un bálsamo para todos los venezolanos la presencia del enviado personal del papa Francisco". "Son momentos muy tensos para el país, muy rudos", dijo.

Domingo caótico

El anuncio del inicio del diálogo entre gobierno y oposición marcó una jornada bastante diferente a la vivida el domingo, cuando el Parlamento –de mayoría opositora– llamó a una "rebelión popular"y denunció un golpe de Estado del gobierno de Maduro.

La tensa sesión de ayer debatió medidas ante la suspensión del referendo revocatorio y fue interrumpida por la irrupción de grupos chavistas en el hemiciclo. Finalmente, la Asamblea Nacional declaró la "ruptura del orden constitucional cometido por Maduro".

La repercusión a nivel internacional no se hizo esperar. El Mercosur analiza aplicar la claúsula democrática a Venezuela, según anunció el presidente de la República, Tabaré Vázquez, en conferencia de prensa tras una reunión con su par argentino, Mauricio Macri. Más temprano, la Unión Interparlamentaria (UIP), que tiene sede en Ginebra, deploró "la invasión" del parlamento venezolano por partidarios del presidente Maduro. Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo que el derecho de los venezolanos de revocar o no a su presidente "fue coartado".

Al menos 27 heridos en protesta

Estudiantes universitarios que protestaban por la suspensión del proceso de referendo revocatorio contra el presidente venezolano Nicolás Maduro se enfrentaron con la policía en la ciudad de San Cristóbal. Los enfrentamientos dejaron un saldo de 27 heridos, según afirmó el dirigente estudiantil Fernando Márquez, de la Universidad Católica. Márquez indicó que cuatro de los heridos están graves.
Por su parte, el gobernador del estado de Táchira (fronterizo con Colombia), José Vielma Mora, denunció que alumnos "violentos" de esa institución bloquearon varias calles, dejando aislado un colegio, pero no se refirió a los choques.

Fuente: Agencias

Populares de la sección