Opositores a China evitan cárcel tras fallo judicial en Hong Kong

Líderes de la "Revolución de los Paraguas" son legitimados por un tribunal
Tres participantes de la denominada "Revolución de los Paraguas", una protesta realizada en 2014 contra el gobierno chino en Hong Kong, escaparon ayer a una condena de prisión luego de que un tribunal de la antigua colonia británica reconociera el carácter "político" de sus acciones, en medio de presiones de organizaciones internacionales que advierten que la administración con sede en Pekin está restringiendo las libertades en esa región china.

"El tribunal considera que este asunto no es un tema criminal ordinario (...) Reconozco que (los acusados) intentaban sinceramente explicar un punto de vista y sería injusto que una pena disuasiva les sea aplicada", sostuvo la jueza June Cheung.

En julio, el mismo tribunal declaró culpables a los tres implicados, una decisión que levantó críticas de los defensores de derechos humanos que denunciaron una politización de la justicia en Hong Kong.

En setiembre y octubre de 2014 hubo manifestaciones prodemocráticas que derivaron en incidentes con la Policía, que arrojó gases lacrimógenos a los manifestantes, que alzaron sus paraguas para protegerse de las bombas.

Joshua Wong, de 19 años, había sido declarado culpable de participar de una de las primeras manifestaciones, que desató el resto del movimiento. Alex Chow, 25 años, y Nathan Law, 23 años –ambos también figuras de primera línea– fueron también hallados culpables, el primero de participar en las protestas y el segundo de alentar a sus compañeros a hacerlo.

Los tres inculpados celebraron la decisión publicada ayer.

Como consecuencia de los acuerdos chino-británicos para la cesión de Hong Kong a China, la antigua colonia goza de un estatuto especial hasta 2047 que le garantiza libertades desconocidas en China continental. Sin embargo, entre varios sectores de la población reina el sentimiento de que esas libertades están siendo erosionadas en forma constante.

Libertad de expresión

Joshua Wong y Nathan Law crearon este año un partido político denominado Demosisto, con el objetivo de participar en las próximas elecciones legislativas y defender el derecho a "la autodeterminación" de Hong Kong.

"El tribunal validó el hecho de que el movimiento de los paraguas y el hecho de estar en la plaza cívica no obedecía a ningún interés personal sino que defendía el interés común", declaró Wong tras conocerse el fallo.

Law, por su parte, dijo que los tres buscaban "la justicia, el interés de la sociedad y los derechos cívicos de la población". Según sostuvo, la jueza "lanzó un mensaje llamando al respeto de estos derechos".

Por su parte, la organización Human Rights Watch criticó que la justicia no hubiera cerrado el caso, ya que considera que "hay una violación de la libertad de expresión y de reunión".

El mes pasado varias ONG criticaron el veredicto de culpabilidad. Entonces, Amnistía Internacional dijo que esta decisión es un "balde de agua fría para la libertad de expresión y el derecho de manifestarse pacíficamente".

En tanto, el analista político, Joseph Cheng, dijo que cree que el poder judicial todavía tiene integridad.

"La independencia del poder judicial es la última base de defensa con la que cuentan los residentes de la ciudad que han ido perdiendo gradualmente su confianza en la administración", sostuvo el experto.

Fuente: AFP

Populares de la sección