OPP señala al sector privado por lentitud de obras

Para el directo de Descentralización e Inversión de la OPP, Pedro Apezteguía, existe "responsabilidad" directa de las constructoras en el atraso de las obras.
Para ver las obras que están sin terminar, haga clic en icono que está en el vértice superior izquierdo y accederá al listado e información de cada una.

El atraso en la ejecución de obras públicas es una realidad que se repite en todo el país, según delata el Mirador Ciudadano del Observatorio Territorio Uruguay de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

El Observador constató decenas de obras públicas en ejecución, con recursos provenientes del Fondo de Desarrollo del Interior; del Programa de Gestión de Gobiernos Subnacionales y caminería rural , que ya superaron el plazo estipulado de finalización y que tienen un grado de avance que promete una dilatación aún mayor.

Tal como sugiere la infografía, en la que apenas se plantean algunos ejemplos, la casuística es amplia. Asimismo, los motivos que explican la demora son varios.

El director de Descentralización e Inversión Pública de la OPP, Pedro Apezteguía, señaló cuatro factores que inciden en los retrasos.

En primer lugar se refirió a un tema de carácter burocrático: la obra nunca culmina formalmente hasta que se llega al último detalle. "No puede quedar casi hecha, no puede queda ninguna obra complementaria sin terminar. Si no se puso un mojón o no se pintó algo, por ejemplo, la obra aparece como no terminada y no se termina de pagar", dijo el jerarca.

La OPP certifica que el último 10% de la obra cuando verifica que no queda ningún detalle por resolver. Por esta razón es que varias de las obras que aparecen en el Mirador Ciudadano exhiben el 90% de avance.

Un segundo factor pasa por la administración de las obras. Apezteguía dijo que cuando cambia la gestión de las intendencias, las prioridades acompañan ese cambio también. Una obra que se hacía con recursos propios -con personal y maquinaria que pertenezca a la jefatura departamental- son retirados de escena cuando aparece una "emergencia" o un giro en las prioridades de esa intendencia.

En tercer lugar, el jerarca de la OPP se refirió al rol de los contratistas que, según estima, "siempre son optimistas". "Te dicen que la obra sale en dos semestres y después van viendo", subrayó. Para Apezteguía existe una "responsabilidad" del sector privado en términos de "planificación de obras, mala estructura de gestión y cumplimiento de obra".

"Se presentan a licitaciones, ofrecen plazos que después no cumplen y en los cuales muchas veces ponen el estado es rehén, como uno es rehén del sanitaro de tu casa que va y lo primero que hace es romper. ¿Pero si te lo deja por la mitad vos que hacés?", dijo Apezteguía.

Finalmente, Apezteguia indicó que un problema que tienen las obras de vialidad es la inexistencia de plantas de asfalto en algunos departamentos, sobre todo en el norte del país. En estos casos hay que esperar que el contratista o el dueño de la planta de asfalto llegue al departamento y haga la obra.

Para el director de Descentralización de la OPP estos temas hacen a la "competitividad" en el Uruguay, la cual calificó como "muy baja". Pero el jerarca afirma que el problema se expande más allá de las fronteras. En una visita reciente a Argentina, supo de una carretera de 500 kilómetros que debió estar pronta en diciembre de 2015 y que solo lleva dos kilómetros hechos.

Populares de la sección