Organismo empresarial exige a gobierno cumplir pedidos de OIT

Uruguay debe incluir recomendaciones que le fueron efectuadas hace siete años
El gobierno deberá presentar ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) un informe sobre el estado de las negociaciones junto a las cámaras empresariales y el PIT-CNT para incorporar modificaciones en el sistema de negociación colectiva que el organismo recomendó hace ya siete años. El sector empresarial presentó una queja –que motivó el pedido de la OIT– por sentirse perjudicado por el alcance de la normativa vigente y pidió cambios. Pero ahora, la presión ya no es solamente a nivel local. La Organización Internacional de Empleadores (OIE), interesada en el caso de Uruguay, pide que el gobierno cumpla con las exigencias planteadas por la OIT a la brevedad.
El 27 de diciembre del año pasado la consejera principal de la OIE para las Américas, María Paz Anzorreguy, mantuvo una reunión con los presidentes de la Cámara de Industrias (CIU), Washington Corallo, de la Cámara de Comercio, Carlos Perera y varios asesores de las dos gremiales.

En la página web de la OIE se señala que el papel de la organización en el encuentro, entre otros aspectos, fue el de efectuar un "análisis actual y las posibles formas de avanzar a nivel nacional e internacional, entre ellos pidiendo una intervención urgente por parte de la Dirección General de la OIT ante el gobierno de Uruguay para poner en práctica sin demora las recomendaciones del sistema de supervisión y la consideración de la presentación de una queja contra el gobierno de Uruguay por violación del convenio 98 (de la OIT sobre negociación colectiva) y del 144 (sobre consulta tripartirta)".

A su vez, según el sitio de la OIE, pidió que las recomendaciones se deberían poner en práctica antes de la Conferencia Internacional del Trabajo de 2017, a efectuarse en junio.
El director de la Oficina de la OIT para Chile, Paraguay y Uruguay, Fabio Bertranou, indicó que esa dependencia no recibió ninguna solicitud por parte de la OIE. "Pero en efecto, hemos ofrecido a los constituyentes tripartitos uruguayos nuestros buenos oficios en procura de avanzar a favor de un acuerdo que atienda y solvente, a satisfacción de cada uno de ellos, las observaciones de los órganos de control de la OIT en relaciones a los convenios mencionados", dijo a El Observador.

Fuentes empresariales consultadas por El Observador expresaron que con esta acción, la OIE muestra su intención de "subir el volumen" de la queja del sector empresarial uruguayo ante la OIT. "Es una medida que pasa por arriba de los (empresarios) quejosos uruguayos. Está en otro nivel de exigencia y de importancia", dijo uno de los consultados.

Las fuentes señalaron que las quejas que se plantean ante la OIT en muchos casos es porque los trabajadores no acceden a la negociación colectiva. Sin embargo, lo que se hizo en Uruguay fue al revés, pero también con un mal resultado. La ley de negociación colectiva fue "deformada" y "no cumple con los convenios internacionales", añadió una de las fuentes.

El sector empresarial entiende que el problema de ingresar en una "lista negra" de la OIT –donde están incluidos países que no respetan las relaciones laborales y las libertados sindicales– radica en el de incumplir a lo largo del tiempo las recomendaciones del organismo.
"No existe prestigio alguno por ser un incumplidor permanente", acotó uno de los consultados.

Mientras tanto, la OIT espera un informe final del gobierno donde indique en qué punto se encuentra la aplicación de las recomendaciones que le sugirió hace siete años.
Hace semanas, el Ministerio de Trabajo presentó un escrito para avanzar sobre el cumplimiento de los pedidos de la OIT, pero fue rechazado por las cámaras empresariales. Las sugerencias del organismo están dirigidas básicamente a regular las ocupaciones de los lugares de trabajo y a respetar el derecho de los empresarios y empleados no huelguistas durante la medida.

En función del escrito que deberá elevar el gobierno, la Comisión de Aplicación de Normas de la Conferencia de la OIT resolverá si incluye a Uruguay en una lista preliminar de casos a examinar. Ese listado de países es depurado y se confecciona uno final con 24 países que son analizados en profundidad en la Conferencia Internacional del Trabajo de junio próximo.

Calma en el PIT-CNT

Modificar la normativa vigente de relaciones laborales no es algo que tenga previsto la central sindical. En el acta de la Mesa Representativa del PIT-CNT que se desarrolló el jueves 16 de febrero se mencionó que era "necesario" aclarar la situación generada a raíz del anuncio de las cámaras de Industria y Comercio y la queja presentada ante la OIT, en contra de la ley de Negociación Colectiva, y su visión de una negociación libre, voluntaria y bipartita y sobre la reglamentación del derecho de huelga (ocupación y piquetes)".

Al respecto, el acta añadió que la central sindical ha planteado "la defensa de la ley de negociación colectiva" y "no aceptar modificaciones al derecho de huelga". l


Populares de la sección