OSE cercará represa de Paso Severino para evitar contaminación de agua

Vecinos de la zona manifestaron disconformidad ante las obras; la construcción demorará cuatro meses

OSE resolvió instalar un alambrado de 110 kilómetros en torno a un área del río Santa Lucía, donde está instalada la represa de Paso Severino, para evitar que se propague la contaminación del curso de agua.

La obra es un "cercamiento de todo el lago para evitar que se afecte la flora autóctona y a la vez la contaminación de la fuente de donde OSE extrae agua" y “se va a acercar todo el lago de Paso Severino", explicó al diario El País el director colorado de OSE, Vilibaldo Rodríguez.

La represa abastece de agua potable a 2 millones de personas de los departamentos de Montevideo, Canelones, San José y Florida.

OSE hizo un llamado a licitación en abril de 2015 para la construcción del cerco perimetral de 110 mil metros en torno al embalse de la presa de Paso Severino (Florida). La obra se realizará en un predio que es propiedad del organismo, durará cuatro meses y tendrá un costo de $ 30.8 millones, de acuerdo con la resolución de adjudicación de la obra.

La construcción del cerco fue una decisión que el directorio del organismo aprobó por unanimidad, como forma de evitar que se continúe practicando agricultura extensiva en la orilla del lago.

"La gente pregunta si el agua es potable. El agua es potable, sí. El problema de OSE es que toma el agua de esa fuente. La contaminación está en la fuente y eso obliga a aplicar mayor tratamiento a mayor costo para que el agua sea potable", agregó.

Consultado por El Observador, el licenciado en Ciencias Biológicas y docente de Maestría en Ciencias Ambientales de la Udelar, Néstor Mazzeo, dijo que este tipo de medidas suele utilizarse para “atacar” lo que se denomina “contaminación difusa” del curso de agua.

En este caso, el cerco permite evitar que el ganado acceda al agua y por lo tanto no deposite sus desechos en el río. Por otra parte, permite delinear una zona de amortiguación que promueve un mayor establecimiento de vegetación y por lo tanto retención de nutrientes.

Rodríguez dijo que se están coordinando misiones de vigilancia aérea sobre la zona con el Ministerio de Defensa, así como otras acciones de control con el Ministerio de Ganadería y Ministerio de Vivienda. "Es parte de la política de Estado", expresó.

El cerco se está construyendo por tramos, con dos modelos de alambrado: el de 7 hilos (65 kilómetros) y el de 5 hilos (45 kilómetros). Para esto, OSE exigió usar una alambre galvanizado ovalado. En componentes estructurales, por ejemplo tensores, se utiliza el de tipo de alta resistencia de calibre 6.

Además, ya se están colocando postes principales cada 15 metros y postes de arranque en cada cambio de dirección. Estos son de madera de eucaliptos tratado con un largo de 2.20 m y un diámetro no menor de entre 12 y 15 cm.

Denuncias

Esta semana, la senadora nacionalista Carol Aviaga alertó sobre el inicio de obras en su cuenta de Twitter.

Embed

Según dijo a El País, recibió varias denuncias de vecinos de la zona, sobre todo de tamberos, que le transmitieron su malestar con las obras que destruyeron parte de los alambrados de los tambos.

De acuerdo con el pliego de la licitación, los responsables de las obras deberán presentarse ante los dueños de los predios privados junto con técnicos de OSE para gestionar el permiso de ingreso.

"En caso que existan afectaciones imprescindibles para la ejecución de las obras, OSE se hará cargo de los costos asociados a las mismas, acordándose previamente con el contratista", especifica la licitación.

Asimismo, el contrato para los trabajos establece que el contratista "deberá realizar las tareas de desmalezamiento y/o tala del área a intervenir, así como la limpieza general de la misma, siendo de su responsabilidad la disposición final de los materiales residuales a retirar, a disponer según medios habilitados para esto, debiendo cumplir con la normativa vigente".


Populares de la sección