Otra vergüenza en la ciudad

La situación no da para más. Como con el Parque de las Esculturas. Tiene que tocar fondo, para que se dé la voz de alarma y quizás, con suerte, se detenga el deterioro de un bien patrimonial.

Por Jaime Clara

En este caso, es calamitoso el estado de la vieja Estación Central Gral Artigas. Cada vez que se le hacía notar a algún jerarca nacional, patrimonial o de Montevideo, sobre la ruinosa situación de un edificio de casi 120 años, el pretexto de la inacción era el juicio de un particular, que pesaba sobre el edificio.

El 7 de octubre pasado, El Observador informó sobre que "el empresario Fernando Barboni perdió juicio contra el Estado en el que reclamaba unos US$ 1.000 millones por los "daños y perjuicios" de no haber recibido la concesión del predio de AFE en tiempo y forma", en una historia que venía desde 2001.(*)

Si bien, ahora será el empresario quien deba cumplir con lo que estaba estipulado en un comienzo, y luego dijo no estar interesado, el edificio patrimonial sigue en un limbo jurídico, ignorado por todo interés institucional.

Esta semana, fue la Sociedad de Arquitectos del Uruguay (SAU), que a través de un comunicado hace un llamado a la preservación del bien que es monumento histórico nacional desde julio de 1975.(**)

La SAU advierte que "la obra perteneciente al Ing. Luigi Andreoni, que realizara por encargo de la empresa inglesa Central Uruguay Railway, viene sufriendo un progresivo abandono desde el año 1987 a causa del decreto de desafectación del ferrocarril para el transporte de pasajeros, hecho que se agudizó en 1997 a partir de la propuesta del Plan Fénix, para terminar quedando definitivamente cerrada y abandonada a partir del 2003."

Agrega que "esta situación ha derivado en una degradación creciente del edificio y en general del predio que ocupa, que hoy presenta sus muros destrozados por grafitis y el efecto de fogatas, al igual que las aberturas, la ornamentación y las estatuas desmembradas de los inventores George Stephenson, James Watt, Alessandro Volta y Denis Papin. Por otra parte, su entorno resulta intransitable, debido a la acumulación de todo tipo de residuos, y la ocupación con instalaciones que realizan ciudadanos en situación de calle que allí permanecen, generando una importante afectación al ambiente urbano."

Por lo tanto, el gremio de los arquitectos hace un llamado a las autoridades de gobierno, desde la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación hasta el Ministerio de Obras Públicas, pasando por el Ministerio de Turismo, la Intendencia de Montevideo y AFE, para hacer algo "mientras tanto se sustancie el proceso judicial, que tiene a la fecha cerca de diez años de pleitos, se implemente una urgente intervención de recuperación para la preservación del bien patrimonial, así como de su entorno. Esto permitirá destinar el tiempo prudencial y necesario para la discusión sobre el mejor destino de este singular edificio de altísimo valor Cultural Patrimonial y Urbano, sin que ello implique riesgos para la Estación Central General Artigas."

El lugar se ha transformado en un tugurio. Se han expulsado en varias oportunidades a ocupantes, además de haberse transformado  casi en una zona roja, donde resulta muy inseguro transitar o visitar a cualquier hora.  Ese edificio debería ser el gran Centro Cultural de la ciudad, al estilo de la grandes estaciones o mercados culturales como hay tantos en el mundo.

Montevideo, según las autoridades, es la ciudad que más turistas recibe por año en el Uruguay, por lo que entonces uno se pregunta, ¿por qué hay que dejar en evidencia la dejadez y el desinterés por verdaderas joyas arquitectónicas que tiene la capital? Pasó con el Parque de las Esculturas, ahora pasa con la Estación Central, ¿qué alerta llegará mañana para vergüenza de una ciudad y un país que suele llorar casi siempre, cuando la leche se derramó?

(*)http://www.elobservador.com.uy/estado-gana-juicio-millonario-su-contra-predio-afe-n684082

(**)http://www.sau.org.uy/pags/nov_comunPub.php


Comentarios

Acerca del autor