Otro mes preocupante en lo climático y ambiental

Extensión de hielo en los polos marcó un mínimo con un récord en la emisión de dióxido de carbono
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El primer mes del año fue un nuevo mes de récord preocupante desde el punto de vista climático y ambiental.

Mientras enero fue el tercero más caluroso desde que comenzaron los registros correspondientes, la extensión de hielo en los polos marcó un mínimo con un récord en cuanto a la emisión de dióxido de carbono.

Según el Instituto Goddard de la NASA, en enero la temperatura global fue 0,20 grados Celsius inferior a igual mes del año pasado, pero 0,92 grados más alto que el promedio para enero entre 1951 y 1980.

Los mayores registros se dieron en enero del año pasado con 1,12 grados por encima del promedio y en 2007 con 0,96 grados superior a la media.

La extensión de hielo en los mares del Ártico y la Antártida en enero fue la más baja desde que se llevan registros, según destacó la Organización Mundial de Meteorología (OMM), dependiente de las Naciones Unidas.

El mes pasado el hielo en el Ártico se ubicó con un promedio de 13,38 millones de kilómetros cuadrados, con el anterior récord en enero de 2016 con 13,64 millones de kilómetros cuadrados, según se destacó.

Una pérdida muy notoria

La pérdida de área de hielo entre un año y otro fue superior a la superficie del Reino Unido.
El director del Programa de Investigación Mundial del Clima, David Carlson, dijo que la pérdida de hielo en los dos polos ha sido "extraordinaria".

"Es una situación bien extraña. Es extraordinariamente caluroso en el norte y el hielo, que es un indicador del calentamiento global, está en un mínimo de ambos hemisferios", añadió.

El hielo en el Ártico en enero fue 8,6% por debajo del promedio, mientras que en la Antártida el nivel fue 22,8% inferior a la media entre 1981-2010, de acuerdo a lo que indicó la OMM citando datos de la Administración Nacional de Océano y Atmósfera de Estados Unidos.

Populares de la sección