Padres encaminan el colegio Varela con 70% de la matrícula

El viernes la comisión directiva interina comienza a negociar con el sindicato

Con el "apoyo incondicional" de 70% de la matrícula actual, la comisión de padres del colegio José Pedro Varela comenzó ayer a encaminar las primeras líneas de su plan de acción para abrir nuevamente las puertas de la institución el 1º de febrero, tal como se comprometió el lunes, luego de la que la asamblea de la Sociedad Uruguaya de Enseñanza (SUE) aprobara su proyecto de viabilidad. Eso implica que el resto de los alumnos (30%) no continuarán en el colegio después de la crisis.

Como primer paso, el consejo directivo interino se reunió ayer en el Ministerio de Trabajo (MTSS) con una delegación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza Privada (Sintep), un encuentro que estaba previsto desde la semana pasada. En esa instancia, las nuevas autoridades comunicaron a los trabajadores los aspectos generales de la reestructura que plantea el proyecto de la comisión de padres.

Sergio Sommaruga, coordinador de Asuntos Laborales de Sintep, dijo a El Observador que las partes acordaron una nueva reunión para el viernes 29, donde la comisión directiva presentara números concretos sobre la matrícula del colegio de cara a los cursos de 2016, cantidad de funcionarios que seguirán trabajando en el colegio y el porcentaje que será enviado a seguro de paro. Además, presentaran una propuesta salarial y los nombres de los colegios donde se inscribieron los alumnos que no permanecerán en el Varela. A partir de esto, las partes comenzarán a negociar.

Según informó ayer El Observador, la propuesta presentada por los padres establece rebajas salariales de hasta 29%. El sindicato de docentes sostiene que hay salarios de mandos medios que superan los $ 180 mil. Además, afirma que en los últimos años la institución ha perdido estudiantes y, por lo tanto, hay funcionarios excedentes, a quienes se enviará a seguro de paro.

Hoy el colegio cuenta con 1.170 estudiantes. Desde Sintep se afirma que en los últimos años el Varela perdió 400 alumnos aproximadamente. En tanto, la comisión de padres maneja el dato de que en estas últimas semanas, se perdieron al menos 200 estudiantes más.

Marcelo Rolando, integrante de la comisión de padres, señaló ayer a El Observador que según las datos que arrojó la aplicación de unos formularios electrónicos entre los padres de los estudiantes, 70% de la matrícula actual del Varela expresó "su apoyo incondicional" a continuar en el colegio. Rolando calificó la cifra como "un gran número", aunque lamentó sobre todos aquellos estudiantes que se perdieron en el proceso. "Sabemos que algo vamos a perder. Lo que hay que hacer ahora es llamar a todo el mundo para que se queden", afirmó.

Funcionarios

Sin embargo, Rolando evitó dar detalles sobre la cantidad de funcionarios que serían enviado a seguro de paro. Al respecto, adelantó que continúan las negociaciones con el MTSS para lograr la doble excepcionalidad para aplicar este beneficio.

Hasta el momento, Sintep ha logrado la aprobación del MTSS para que la aplicación del seguro de paro pueda darse en tiempo de receso (enero), algo que la reglamentación de la educación privada no lo permite. No obstante, las autoridades ministeriales no han dado el visto bueno para que los trabajadores del Varela que también son funcionarios públicos puedan beneficiarse del seguro de paro.

Por su parte, Sommaruga señaló que Sintep trabajará para que la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada (Aidep) y la Asociación Uruguaya de Educación Católica (Audec) medien para que los colegios que reciban alumnos del Varela, se comprometan a tomar a alguno de los funcionarios que se quedan sin trabajo. Para el sindicato es "una responsabilidad social" que tienen las instituciones.


El contador será de confianza para los padres

El proyecto presentado por la comisión de padres establecía la condición de establecer algún mecanismo para poder controlar la gestión del colegio. Si este punto no era aceptado, la comisión retiraba su proyecto. El lunes en la asamblea de la Sociedad Uruguaya de Enseñanza (SUE), sus integrantes comunicaron a los padres que ellos serían los encargados de elegir al nuevo contador de la institución, dijo El Observador Marecelo Rolando, integrante de la comisión de padres. Según explicó ese fue el mecanismo que se encontró para que los padres pudieran ejercer algún tipo de control. "El contador va a ser de confianza de los padres", manifestó. A su vez, los padres expresaron su intención de ser socios de la SUE. La sociedad también se mostró afín a esta propuesta y el lunes mismos se comenzaron las gestiones para concretar esto. "Hay mucha sangre nueva", dijo Rolando.



Populares de la sección