Pakistán: al menos 70 muertos en atentado reivindicado por el EI

El ataque fue perpetrado por un kamikaze en un templo sufí en la ciudad de Sehwan

La explosión de una bomba en un santuario sufí atestado de gente en Pakistán dejó por lo menos 70 muertos y más de 150 heridos según fuentes oficiales y ya es el más mortífero en una serie de ataques de insurgentes en el país durante esta semana. El hecho fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico.

La bomba explotó en el santuario de la ciudad de Sehwan, en la provincia de Sindh, a unos 200 kilómetros al noreste de la capital Karachi.

"Cincuenta personas murieron, entre ellas niños y mujeres, y más de 150 resultaron heridas", dijo Rasool Bakhsh, jefe de la comisaria de Policía de la zona de Shewan, donde ocurrió el atentado.

El ataque fue perpetrado por un kamikaze que entró en el santuario y accionó la carga explosiva entre medio de los fieles, indicó una fuente policial. El lugar estaba atestado de gente este jueves, considerado como un día sagrado de rezo para esta comunidad.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó, a través de su agencia de propaganda Amaq, el mortífero ataque. "Un kamikaze del EI accionó su chaleco explosivo contra un grupo de chiitas en el santuario de Lal Shahbaz Qalandar en la ciudad de Sehwan, provincia de Sindh", afirmó Amaq.

Además de esta operativa realizada por el Estado Islámico varios ataques fueron reivindicados esta semana por Jamaat-ul-Ahrar, una facción de los talibanes de Pakistán, incluyendo un atentado suicida en Lahore, que causó 13 muertos y decenas de heridos. El miércoles, cuatro terroristas suicidas perpetraron un ataque en el noroeste de Pakistán y mataron a seis personas.


Fuente: Agencias

Populares de la sección