Panama Papers: Juan Pedro Damiani dimite del Comité de Ética de la FIFA

En su carta de renuncia, dice que no mantuvo relación comercial ni realizó negocios con Figueredo
El presidente de Peñarol Juan Pedro Damiani renunció a su cargo en el Comité de Ética de la FIFA luego del escándalo de los Panamá Papers, informó AFP en base a un comunicado del organismo rector del fútbol mundial.

Damiani envió su carta de renuncia al Comité de Ética este martes. En la misma indica que "en las últimas semanas se buscó mancillar" su reputación y la de la firma que integra, en referencia a su vinculación con los Panamá Papers.

"Han sido días dolorosos", dijo Damiani en su carta de renuncia dirigida al Comité de Ética de la FIFA.

"No le haría bien ni a la FIFA y a este Comité, ni a la transparencia por la que tanto he bregado en el fútbol, si no diera un paso al costado ante la más mínima sospecha, por infunda que sea, respecto de la forma en que he procedido", indica el documento.

"Ahora, se busca dañar mi reputación y la de mi firma, afectando mi honor y buen nombre".

El presidente de Peñarol señala en su carta "el combate frontal a la corrupción en el fútbol mundial" que libró desde la FIFA y agrega que "no sería justo" que mientras prueba su "correcto proceder el Comité viera de alguna forma lesionada su capacidad de actuar o se imagen pública".

Damiani negó en este documento haber mantenido una relación comercial "ni a título personal, ni a través" de su firma con Eugenio Figueredo "ni con ninguna de las demás personas mencionadas en los artículos periodísticos divulgados en los últimos días".

Lea también: La carta de renuncia de Damiani: "se buscó mancillar mi nombre"

La Comisión de Ética de la FIFA es un órgano independiente, compuesto por dos cámaras, instrucción e enjuiciamiento.


Damiani fue parte central de la investigación periodística por haber creado y administrado sociedades anónimas en Panamá para Eugenio Figueredo, ex presidente de Conmebol, acusado de recibir coimas de parte de empresas de TV por los derechos de los torneos continentales; el presidente de Peñarol también gestionó dos empresas offshore para Hugo y Mariano Jinkis, propietarios de Fullplay. Estos últimos, encargados de una empresa de marketing deportivo, son también perseguidos por la justicia estadounidense, tras presuntamente haber pagado decenas de millones de dólares en sobornos en la obtención de derechos de televisión en Sudamérica.

Fiscal quiere seguir con caso Conmebol en enero
Eugenio Figueredo está preso desde el jueves en Cárcel Central.

Damiani no informó a la Justicia sobre esos vínculos hasta que se descubrió la trama de corrupción, en mayo de 2015, ni al Comité de Ética hasta el 18 de marzo de este año, un día después de haber recibido las preguntas de los periodistas al frente de la investigación conocida como Panamá Papers. Además, informó a la Justicia solo sobre tres cuentas de Figueredo, cuando en realidad le administraba siete.

Luego de tomar conocimiento del caso, el Comité de Ética de FIFA inició la investigación.

Por la relación Figueredo-Damiani, el presidente de Peñarol declaró en diciembre ante la Justicia, en el marco de la rama uruguaya de la causa, que se inició a raíz de una denuncia de Peñarol y otros siete clubes uruguayos en diciembre de 2013, que pedía investigar irregularidades en las finanzas de Conmebol. Reconoció que su estudio pagaba impuestos por las sociedades de Figueredo, pero que no cobraba por ello.

La jueza del caso declaró a El Observador que estaba en conocimiento de los vínculos entre Damiani y los implicados en el caso de lavado.

El domingo, Damiani se defendió de las acusaciones diciendo: "Fui el primero en denunciar todo". El presidente de Peñarol se refería a la denuncia original ante Conmebol, pero no a sus vinculación profesional con los denunciados.


Populares de la sección