Pancakes de calabaza

Por el color, el formato e ingredientes son ideales para los niños
Esta receta constituye una buena opción para aquellos niños más resistentes a consumir vegetales. Con el simple agregado de calabaza a la receta tradicional de pancakes, logramos un mayor contenido de fibra, vitaminas y minerales.

Incorporar a los niños en la preparación puede resultar estimulante para que lo prueben y lo disfruten.

Para unos 10 pancakes se necesitan:

· 1 calabaza pequeña

· 1 huevo

· 150 g de harina

· 200 ml de leche

· 15 g de azúcar

· 15 g de manteca

· 1 cta de polvo de hornear

· Mermelada, miel, chocolate o dulce de leche para acompañar.

Preparación:

Cocinar la pulpa de la calabaza preferentemente en horno, para que no absorba demasiada agua como cuando se hierve.

En un recipiente adecuado, verter casi toda la leche y la calabaza cocida. Triturar bien hasta lograr un puré cremoso. Luego añadir el huevo y el azúcar y batir ligeramente.

Mezclar la harina con el puré, removiendo bien mientras se añade el resto de la leche, el polvo de hornear y la manteca derretida hasta obtener una masa líquida similar al de las crepes. Dejar reposar la masa durante unos minutos.

En una sartén pequeña y bien caliente (preferentemente de teflón), o una plancha para pancakes, ir vertiendo la masa poco a poco con un cucharón. Dejar cocinar por aproximadamente 1 minuto, voltear, dejar 1 minuto más y llevar a un plato. Continuar con la siguiente tortita.

Para servir, es conveniente que los pancakes estén tibios. Pueden acompañarse prácticamente con cualquier cosa. Recomendamos miel, mermelada o dulce de leche.

A disfrutar.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy


Fuente: Directo al Paladar