Panorama gris para la zafra de carneros

La carne ovina vale 22% menos y en el mercado lanero local no hay referencias
Hoy comienza una nueva zafra de reproductores ovinos en Uruguay y el panorama es bastante más turbio que en la previa de las zafra anteriores. Los dos productos del rubro, la carne y la lana, atraviesan una situación de incertidumbre.

Por un lado la carne, que se había posicionado como el principal negocio ovino y uno de los más importantes del agro uruguayo, está sufriendo duros golpes. Además de la escasez de corderos para invernar tuvo un fuerte efecto la devaluación de Brasil, el principal destino del producto. Ahora la carne ovina se volvió más cara en reales, lo que obligó a los exportadores a bajar el precio para poder concretar negocios.

Al mismo tiempo, se mantiene la expectativa de la apertura de los mercados de Estados Unidos y la Unión Europea para la exportación de carne ovina con hueso. Se han hecho todas las gestiones sanitarias y comerciales y las autoridades creen que no tardará en anunciarse, pero hasta ahora no hubo novedades.

La lana, que otrora fue el principal negocio de exportación en Uruguay, actualmente no tiene referencias de precios en el mercado local. Los operadores no se animan a señalar cifras porque no hay ventas, los exportadores tampoco las dan y los productores siguen sin presionar al mercado con su oferta.

Gráfico carne ovina
Las últimas ventas se realizaron en diciembre, con precios extremos de US$ 3,80 por kilo de lana de 27,6 a 28,5 micras (grifa celeste) y de US$ 6,90 por kilo de lana de 18,6 a 19,5 micras (grifa verde). Pero dicen que los precios actuales serían inferiores y la evolución del mercado australiano en estas semanas será clave como referencia a nivel local.

Las dos últimas zafra de carneros fueron prácticamente idénticas. Según un estudio estadístico de El Observador Agropecuario, el año pasado se vendieron 3.918 carneros a un precio promedio de US$ 608, el volumen fue 3,6% superior a 2014 y el precio aumentó apenas 0,1%.

En 2015 cada criador debió invertir el monto equivalente a 141 kilos de cordero o 178 kilos de novillo en cuarta balanza para comprar un carnero. Si la inversión se medía en kilos de lana, el productor debió invertir el equivalente a 113 kilos de lanas finas o 174 kilos de lanas medias.

Considerando las referencias actuales en carnes, se podría esperar que el precio promedio de los carneros en esta zafra se ubique entre US$ 482 y US$ 593; sin embargo, las referencias en lanas son una incógnita, lo que hace imposible arriesgar una estimación.

La evolución de factores como la competitividad, el clima, el abigeato y los depredadores determinarán el futuro del sector. En este marco, hoy se harán los dos primeros remates de la zafra (ver páginas 12 y 13).

Populares de la sección

Acerca del autor