Para asesor, los huevazos que recibió Maduro fueron un acto de amor

El chavista dijo que la gente que lanzaba objetos se intentaba comunicar con el presidente

Un asesor del presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que las agresiones que recibió el mandatario venezolano durante el acto de conmemoración de los 200 años de la batalla independentista de San Félix –en el que le arrojaron huevos y tomates, entre otros objetos- fue una "cosa de amor".

En una entrevista en la televisión oficial venezolana, el hombre cercano al presidente describió el momento en el que el presidente sufrió el embate de un grupo de manifestantes en las calles con su interpretación particular.

"Toda la falda del cerro estaba llena de gente, cuando la cantidad de compatriotas vio que estaba terminando el acto se lanzó y reventó el cerco de casa militar. En ese momento a Maduro le tiraban de todo. Yo agarré una pelota de béisbol que le lanzaron al presidente con algo escrito: Nicolás tal cosa decía...después yo se la dí al presidente en el avión. Un tomate, la gente busca cualquier medio (para comunicarse con Maduro)", dijo.

En ese momento el entrevistador lo interrumpió y le preguntó si había sentido alguna violencia o agresión en el evento.

"Yo no sentí ninguna violencia. Vi después en las redes que una señora decía tal cosa, yo no la vi. Pero ahí se podía meter cualquiera porque era una avalancha terrible de gente, pero una cosa de amor. Maduro se sentía como si estuviera en una campaña electoral en ese momento", agregó el entrevistado.

Al término del desfile militar en San Félix, el presidente se fue en un vehículo descubierto. En las imágenes que se difundieron se aprecia el momento en que la seguridad de Maduro intenta proteger al mandatario de los objetos que volaban desde la gente.


Populares de la sección