Para el sector lácteo es clave que se avance en acuerdos comerciales

No alcanza con Brasil, Venezuela ni la región alertó Vaillant

Uruguay está pagando los costos de una estrategia de inserción internacional equivocada en la última década, que pone en riesgo el ingreso a nuevos mercados para productos como los lácteos, donde el país es uno de los más competitivos a nivel mundial sin contar con subsidios. Sin embargo, las "nuevas condiciones" en el mercado internacional se están creando por acuerdos comerciales preferenciales, en los cuales hoy el país está quedando por fuera.

Por ello urge avanzar en la firma de tratados comerciales con otros países y mejorar las condiciones de acceso en los países del Pacífico (México, Perú y Colombia) porque el Mercosur "no es suficiente" y "no mejorará a futuro", sugirió el experto en comercio internacional Marcel Vaillant, en una disertación que realizó ayer en una nueva edición del Foro del Instituto Nacional de la Leche. (Ver más en página 3 del suplemento Agropecuario).

El economista, profesor y coordinador del doctorado en Economía Internacional del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, cerró la jornada de disertaciones del foro y presentó los grandes números de la lechería uruguaya. Destacó el fuerte crecimiento que tuvo la cadena en los últimos 25 años y luego centró su exposición en las debilidades a la que está expuesta una cadena en la cual solamente se exporta el 10% de la producción mundial, y donde existe bastante "opacidad" para determinar qué porcentaje de la producción destina cada país a su mercado interno. Además, se da la peculiaridad de que pocos países en el mundo importan más lácteos que el total de lo que produce Uruguay en ese rubro.

Como prioridad, Vaillant sugirió diversificar productos, ya que en 2015 solo cuatro productos (leche en polvo entera, quesos, manteca y leche en polvo descremada) concentraron el 90% de las exportaciones de las industrias lácteas uruguayas, además de mejorar el acceso a los mercados. Precisamente, uno de las alertas que lanzó Vaillant es la ausencia de acuerdos extrarregión que tiene Uruguay para colocar su productos en el exterior, como sí lo stienen competidores directores como Nueva Zelanda y Australia con la firma del TPP. Eso terminará por echar a tierra cualquier tipo de perspectiva para colocar quesos uruguayos en uno de los mayores consumidores del mundo: Japón.

Asimismo, recordó que si bien Brasil y Venezuela seguirán como los principales mercados, sería un "error" apostar a una concentrarse en esos destinos y descuidar la apertura de otros. Además, en ambos casos persisten barrera no arancelarias que en algunos momentos "distorsionan" el comercio. El experto valoró la intención que expresó recientemente el gobierno uruguayo de avanzar en un TLC con China, pero también planteó avanzar en otros destinos como Corea y Japón. En todos los casos, dijo que los lácteos deben estar incluido en una canasta de otros productos que también incluya "algo a cambio" para los potenciales socios.

Mejorar el TLC con México para el acceso de los lácteos uruguayo fue otra de las tareas que el experto consideró como relevante iniciar en el corto plazo, dada la importancia de ese destino para ese nicho. También planteó un "nuevo esfuerzo" de negociación para avanzar con los países del Pacífico como Perú y Colombia. Por otro lado, el experto consideró que las estrategias de apostar al comercio administrado como lo que se está negociando para intercambiar alimentos por petróleo con Angola, "no es la solución" y solo resuelve problemas coyunturales.

85%
Exportación.
En 2015, del total de la producción de leche que procesaron las industrias uruguayas, se envió al exterior en distintos productos el 85% de esos litros.

Populares de la sección