Para Hollywood las personas discapacitadas casi no existen

En la mayoría de las películas se coloca a sus personajes en el rol de víctimas
No se necesita un estudio para determinar que las personas con discapacidad están poco representadas en la industria del entretenimiento. Pero un nuevo informe de Stacy Smith y sus colegas en Media, Diversity and Social Change Initiative arrojó nuevos datos sobre lo mal que está manejando Hollywood esa realidad.

El estudio de Smith ofrece un recordatorio importante para todos: menos historias sobre personas con discapacidad en la gran pantalla significa una visión más estrecha de la vida en general y un enfriamiento del cine como arte.

Smith y sus compañeros de investigación han estado rastreando quiénes son los personajes que aparecen en las 100 películas más populares del año desde 2007 hasta hoy y quiénes son los que llegan a hablar en ellas.
Según su análisis, en 2015 sólo el 2,4% de los personajes que hablaron o tuvieron un nombre propio en los filmes poseían algún tipo de discapacidad.

Esta es una brecha significativa entre la ficción y la realidad ya que en 2010, según datos de la Oficina del Censo, había 56,7 millones de personas discapacitadas únicamente en Estados Unidos. Eso representaba al 18,7% de la población total de ese país.

Los personajes con discapacidad aparecieron en 55 de esas 100 películas que Smith analizó. De esos personajes el 61% tenían discapacidades físicas; el 37,1% tenían discapacidades mentales o cognitivas; y el 18,1% tenía discapacidades comunicativas. Los personajes con discapacidad eran mayoritariamente hombres ya que sólo el 19% eran mujeres.

maxresdefault.jpg

El estudio también explica que los personajes con discapacidad dentro de las películas estudiadas eran propensos a ser relativamente marginados en las tramas que los conectan con el resto de los personajes: 10 de las 100 películas más taquilleras de 2015 muestran a los personajes con discapacidad como líderes o colíderes en sus propias historias.

"En general, la gran mayoría de los personajes con discapacidad se podrían calificar como personajes de reparto –un 54,3%– o como papeles sin importancia, el 32,4%", explicó Smith en su análisis.
Algunas de las consecuencias de la exclusión de las personas con discapacidad de Hollywood resultan obvias. La falta de interés en estas historias por parte de la industria del entretenimiento hace que las discapacidades parezcan menos comunes de lo que realmente son.

Y la tendencia a contar historias que hacen más que nada hincapié en las diversas luchas asociadas a la discapacidad, limitan la gama de cosas que estos personajes verdaderamente llegan a hacer en el mundo de la ficción. El resultado no es solo un número limitado de papeles que los actores con discapacidad pueden obtener, sino que también lo que llegan a hacer en pantalla es más o menos lo mismo siempre.

En la mayoría de los casos se coloca a estos personajes en el rol de víctimas.
El informe de Smith también apunta a otras señales preocupantes en la narración de Hollywood. De la ya pequeña cantidad de películas que incluyen personajes con discapacidad, sólo el 2% de esos personajes aparecen en filmes de animación. En otras palabras, Buscando a Dory –la película de Pixar protagonizada por un pez con una discapacidad cognitiva– puede ser considerada un éxito en materia de inclusión pero, por lo demás, los contenidos para los niños borran completamente del mapa a esta comunidad.

Hegemonía de hielo
Buscando a Dory quedó en segundo lugar, a pesar de la ventaja temporal
Buscando a Dory quedó en segundo lugar, a pesar de la ventaja temporal

La escasez de imágenes de personas con discapacidad interactúa también con otras formas en las que Hollywood es profundamente desigual y persistente en esa desigualdad.

El género es solo un ejemplo. Las mujeres están representadas de forma insuficiente en las películas: de las 100 mejores películas de 2015, sólo el 32% tenía personajes femeninos líderes o colíderes, eso considerando que el 31,4% de la totalidad de los personajes eran mujeres.

"Cuando se trata de mujeres es evidente que Hollywood sigue prefiriendo la juventud, la belleza y la capacidad", dijo Smith.
La falta de personajes femeninos con discapacidad refuerza esa noción falsa y perniciosa de que las mujeres con discapacidad no son ni jóvenes, ni bellas, ni –en definitiva– capaces.

Vale remarcar también que el estudio demostró que 71,7% de los personajes con discapacidad eran blancos.
La falta de historias sobre personas con discapacidad no es sólo problema de una comunidad en particular. Como el informe de Smith señala, estas representaciones tienen implicaciones para todos los seres humanos y son capaces de limitar su perspectiva generando una falta de conciencia sobre la situación que atraviesan algunas personas en un mundo que aún no está pensado para los discapacitados, ni siquiera dentro del cine.

Fuente: Alyssa rosemberg - The Washington Post

Populares de la sección