Para la carne esperan un 2017 con precios similares a los de este año

Desde INAC se avizora que se mantendrán el incremento de la producción y la fuerte competencia entre abastecedores
En 2017 volverá a haber un incremento en la producción mundial de carnes, con una fuerte competencia entre los abastecedores de los distintos mercados y un escenario de precios similar al de 2016, dijo a El Observador Agropecuario Fernando Gil, gerente general del Instituto Nacional de Carnesundefined(INAC) y vicepresidente de la Oficina Permanente Internacional de la Carne (OPIC).

Al año que viene de momento se lo observa "con muchas dudas, más que las que había previo al inicio de 2015 y de 2016", comentó.

No obstante, afirmó que "es de esperar niveles de precios similares" a los de este año, en cuyo transcurso Uruguay obtuvo en promedio US$ 3.400 por tonelada de carne vacuna, lo que representó una caída del 10% en relación al precio promedio del año anterior.

Gil adelantó que, tras "subir otro escalón en 2016", para el año que viene "se espera que China siga siendo un fuerte comprador".

Fernando Gil: al año que viene, para el mercado de la carne, se lo observa "con muchas dudas".

Puntualizó que cada una de esas conclusiones deriva de dos intensas jornadas de trabajo a nivel de GIRA, consultora internacional especializada en el rubro de la cual forma parte el INAC, en cuyo marco se consideró que hay factores que son no del todo predecibles y que terminan incidiendo en mayor o en menor medida en los mercados, como los climáticos y el valor del dólar.

Además hay que considerar las consecuencias por expresarse de la salida de Inglaterra de la Unión Europea y el comportamiento que tenga la nueva administración de gobierno en Estados Unidos, factores que incrementan la incertidumbre y no se sabe si serán adversos o beneficiosos para el desarrollo de los negocios que encare Uruguay.

Factores que siembran dudas para la carne: la salida de Inglaterra de la UE y el cambio de gobierno en EEUU.

Pensando a mediano y largo plazo, analizó que "se produce más carne, hay gente que entra a comer carne vacuna y otra que comienza a consumir más, en una carne que sigue siendo un privilegio entre las carnes y la demanda no es satisfecha por la oferta. Eso es una buena noticia". No obstante, se avizora un escenario de niveles de precios similares porque inciden diversos factores, como los ya señalados.

Como se dijo, el brexit "golpeó a los mercados, parece algo lejano pero al final del día eso implica que hay gente con más o menos dinero en el bolsillo o que siente que tiene más o menos dinero para comprar y eso pega en los mercados", reflexionó.

Gil dijo que Uruguay como abastecedor de carne, con un producto de calidad y una eficiente estrategia del país y de sus frigoríficos, "es de los países que más rápidamente aprovecha una oportunidad y también le es mucho más sencillo protegerse de las amenazas, rápidamente y más allá de los costos puede salir de un mercado e ingresar a otro".

Sobre el año que concluye, "fue peculiar", reflexionó. Añadió que en 2015 "no pensábamos que iba a existir una competencia tan grande en el comercio mundial de todas las carnes, entre los abastecedores, liderado eso por las de pollo y cerdo".

Esa intensidad generó una baja de los precios que se dio en Uruguay y en todo el mundo. Gil detalló que la baja en los commodities "le pegó menos a la carne" y enfatizó: "¡qué suerte que Uruguay produce carne y qué suerte que la produce mayormente en base a pasto!".

También señaló que "Uruguay tiene en su sistema de producción algo que lo resguarda bastante de las tormentas en el mundo".

Finalmente, comentó que se espera que el consumo de carnes en el mundo siga aumentando, sobre todo en países asiáticos, con un 2017 con un comercio superior, lo cual "son buenas noticias".

Objetivos en la OPIC


En otro orden, dijo que el fuerte trabajo del INAC en la OPIC –ver en la nota adjunta– derivó en que desde ese organismo se pidiese a Uruguay que propusiese un miembro para una de sus dos vicepresidencias, responsabilidad inédita para el país que recayó en el propio Gil, quien señaló cuatro desafíos para la gestión: integrar en los trabajos a otras instituciones del país (por ejemplo al INIA en el tema sostenibilidad); fortalecer la presencia en espacios internacionales donde se toman decisiones que generan amenzadas u oportunidades; seguir promocionando las bondades de la carne con los países accionando en conjunto, que fue la actitud en el Congreso Mundial en Punta del Este, promoviendo "una melodía" con "distintas voces", innovación "que quedará en la historia" y que fue fruto de una acción liderada por Silvana Bonsignore (directora de mercados externos del INAC); y proponer nuevas estructuras organizativas para que crezca el número de 100 miembros.

Discutir, pero preparados


Fernando Gil destacó que en 2012 INAC determinó que para estar donde se tomaban decisiones lo mejor era estar en la Oficina Permanente Internacional de la Carne (OPIC). "La propia OPIC había cambiado de estrategia, optando por una que para nosotros era mejor, no hacer lobby si te acusaban de ser responsable de los gases de efecto invernadero saliendo a quejarse y sí sentarse a una mesa de negociación priorizando considerar el tema con un alto componente técnico", dijo.

Por ejemplo, "trabajamos con FAO y cuando nos sentamos a ver cuál había sido el proceso por el cual se llegó a que la ganadería es responsable del 18% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero se detectó que era el 14%; la metodología era mejorable".

Ahora "se hacen esfuerzos para investigar y tener pruebas objetivas sobre el efecto de captura de CO2 por ser un país forestado y con pasturas".

También se trabajó a nivel de la OIE en las normas ISO por el bienestar animal. A muy corto plazo se espera que cadenas de supermercados exijan cumplir esas normas y "se abre una oportunidad para Uruguay, porque le es más sencillo que a otros países demostrar que cumple lo que se exige".

Por último, "estamos pateando la puerta" de la OMS, "para hablar del reporte que dice que los niveles de consumo de carne tienen que ver con el cáncer y queremos hacerlo así, no salir a ladrar, a gritar que está mal, que somos víctimas, queremos mostrar el trabajo de nuestra academia que dice otra cosa".

Exportaciones de carne 2016.jpg



Populares de la sección

Acerca del autor