Para MSP implante debe ser prestación básica

El ministerio busca univerzalizar el método más eficaz
Como una de las políticas enfocadas hacia el embarazo no deseado, el Ministerio de Salud Pública busca que el anticonceptivo más eficaz, el implante subcutáneo, sea una prestación más dentro del sistema de salud.

Esto se debe a que los embarazos no intencionales rondan en el país el 50%, y a que hay una baja adherencia a la anticoncepción oral. Así, según dijo la subsecretaria del Ministerio de Salud Pública, Cristina Lustemberg, durante el seminario Adolescentes y jóvenes en foco, "los implantes tienen que ser una presaticón elegida para las mujeres de cualquier grupo etario como una canasta de prestaciones más".

La subsecretaria de Salud explicó que mientras que de 2.000 mujeres que toman anticonceptivos orales, 180 igualmente quedan embarazadas. Cuando se usa un implante subcutáneo, la proporción es de 2.000 a uno. Es entonces que el MSP quiere "universalizarlos en el servicio de salud".Lustemberg aclaró que no se trata de que sea obligatorio, sino que al incluirlo dentro de la canasta de prestaciones, las mujeres tengan la posibilidad de elegirlos.

El ministerio comenzó en 2015 un plan piloto de difusión de ese método anticonceptivo,por la que se distribuyeron 8.000 implantes en hospitales de todo el país.

Actualmente, la distribución gratuita se realiza únicamente en los hospitales públicos, pero la idea, dijo Lustemberg es que las mujeres que se atienden en el sector privado también puedan acceder.

El problema radica en los costos, unos US$50, y en que las mismas farmacéuticas que elaboran esos implantes son las que fabrican los anticonceptivos orales, indicó la subsecretaria.

Embarazo adolescente


Una de las preocupaciones de esa cartera es el embarazo adolescente. Esto se debe a que desde 1996, las cifras no hay cambiado. Mientras que en ese año el 16,9% de los nacimientos fueron en madres de entre 10 y 19 años, casi 20 años después el porcentaje es de 16,4.

Ese indicador es sin embargo "la punta del iceberg", dijo Lustemberg. Explicó en ese sentido que es mayor en hogares con necesidades básicas insatisfechas y que un 82% de las mujeres embarazadas ya se había desvinculado del sistema educativo, lo que muestra "una inequidad gravísima".

Populares de la sección