Paraíso en venta

Con sus viajes, Vázquez busca afianzar lazos políticos, edificar una imagen del país y generar oportunidades comerciales pero los resultados se anticipan intangibles
Cualquier alemán, finlandés o ruso que haya asistido en las últimas dos semanas a alguno de los foros de negocios que tuvieron lugar en Berlín, Hamburgo, Helsinki o Moscú se habrá quedado con una imagen dorada de Uruguay.

Poco importa cuál es el punto de partida. Si los extranjeros no sabían nada, algo o mucho del país, si tenían una imagen formada positiva o negativa, las presentaciones del gobierno estaban destinadas a construir un Uruguay que no admitiera segundos pensamientos.

La línea última de las intervenciones del presidente Tabaré Vázquez y el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, resaltaba que el Uruguay no solo es un territorio fértil, seguro, confiable y beneficioso para poner plata sino que también es un paraíso perdido para vivir. En esa imagen idílica funcionaba muy bien la comparación: Uruguay es una buena opción por sí mismo pero, sobre todo, es de las mejores oportunidades que tienen en la región, establecía el mensaje que el gobierno empujó.

"Al país se lo reconoce como un país serio, responsable, que asume compromisos y los cumple, que está creciendo y que se destaca en la región" Tabaré Vázquez al hacer balance de la gira en Rusia

Esa venta del país es uno de los objetivos más importantes que se traza el gobierno al momento de salir de gira. Por eso es que hay un cuidadoso trabajo de Uruguay XXI para que existan esos foros de intercambio en los que los empresarios extranjeros no solo tienen la oportunidad de escuchar al presidente o al ministro de Economía de un país sino que, además, tienen la posibilidad de explorar negocios con los empresarios y representantes de las cámaras que acompañan al gobierno.


"Los gobiernos cuando hacen este tipo de giras buscan mejorar el relacionamiento y establecer un marco legal, político e institucional que permita a los empresarios nacionales y a los empresarios extranjeros e inversores tener condiciones adecuadas para llevar adelante sus negocios y que el país pueda recibir inversiones", explicó Vázquez el jueves 16 al hacer una evaluación de la última gira.
¿Cuáles son los efectos que generará esa invitación a la inversión de parte del gobierno uruguayo? En el corto plazo es difícil de saber. Lo primero que siempre se escucha son tres palabras: "Hay mucho interés". Pero el camino del interés hacia la concreción nunca es lineal y puede ser largo.

Si la fórmula "hay mucho interés" se utiliza como corolario del encuentro con los empresarios, el concepto de "estrechar lazos" se usa indiscriminadamente para marcar los objetivos que el gobierno busca cuando hace una visita de Estado.

En Berlín, Helsinki y Moscú, Vázquez dijo que la visita había "afianzado las relaciones" entre los países y en cada uno de esos casos también puso a los "valores compartidos" entre las dos naciones como un elemento definitorio de la relación bilateral, aunque resulte una aventura desafiante pensar que Uruguay, Alemania y Finlandia compartan estrictamente los mismos valores que Rusia.

De hecho, hace dos semanas el gobierno de Putin promulgó una ley que despenaliza la violencia doméstica en Rusia. En momentos en que en el hemisferio sur el tema sensibiliza tanto, las agresiones que causen dolor físico –pero no lesiones– dejaron de ser delito y pasaron a ser una infracción que los rusos pagarán con multa.

Líderes mundiales

Las giras bien pueden ser una forma de apuntalar las relaciones bilaterales. Pero también son una forma de llamar la atención. Desde octubre de 2016 a febrero de 2017, Vázquez se sacó una foto con tres de los cuatro líderes globales más importantes: el chino Xi Jinping, la alemana Angela Merkel y el ruso Vladímir Putin. Y en cada una de esas imágenes el presidente uruguayo recordó el compromiso histórico de Uruguay con el respeto de la ley internacional y argumentó por un mundo con menos barreras y más libre comercio. "No nos gusta el proteccionismo", remató el jueves con Putin al lado.
En cada uno de esos encuentros, el presidente uruguayo también recibió una devolución calificada que confirma el lugar del paraíso perdido.

"Hemos recogido el reconocimiento en esta gira, no al gobierno, sino al país en su conjunto al que se le reconoce como un país serio, responsable, un país que asume compromisos y los cumple, un país que está creciendo y que se destaca en la región. Y creo sinceramente que esas opiniones vertidas por los mandatarios de los países que visitamos son realmente sinceras", dijo Vázquez al hacer el balance de la gira.

¿Cuándo se verán los resultados de esta gira? ¿Y de las pasadas? ¿Y de las que vendrán? Vázquez contesta con una fórmula que le gusta repetir: "Hay un tiempo para todo. Un tiempo para sembrar y otro para cosechar. En esta gira el gobierno trató de sembrar. No se puede pedir que al mismo tiempo que se siembra, se coseche".

La siembra del gobierno en este viaje no fue indiscriminada. Apuntó con mucha dirección a las inversiones que el país necesita para hacer una realidad del plan nacional de infraestructura. Lo dejaron claro el ministro de Transporte, Víctor Rossi, y Astori con cada intervención. "Tenemos un ferrocarril del siglo XIX", repitió Rossi. "El desafío en infraestructura es enorme y hay mucho para mejorar", completó Astori.

La pregunta última es si la cosecha de esta gira estará pronta cuando los llamados a licitación empiecen a caer durante el 2017. Porque hay un tiempo para todo, pero no todo es factible de control.

Los microclimas

Las giras son momentos particulares, en tanto que se crea un microclima que es difícil que se replique en otras situaciones. La característica más sobresaliente es la distensión que hay, a pesar de las jornadas largas y, a veces, intensas de trabajo. Gobierno, empresarios y representantes sindicales comparten comidas, copas, eventos, mates de la mañana, juegan al truco y algunos hasta desafían el frío (en el caso de la última gira) para hacer deporte juntos. Y en ese marco también hay espacio para el intercambio sobre temas en los que, muchas veces, por el rol de cada uno y por la rutina, se encuentran enfrentados.



Populares de la sección

Acerca del autor