París se enfrenta a las peores inundaciones en tres décadas

Los más comprometidos por las precipitaciones son Francia y Alemania
París se encuentra desde el viernes en estado de alerta, luego de que se registrara la mayor crecida del río Sena en 30 años. Las inundaciones también afectan otras partes de Francia y varias regiones de Alemania. En varios países de Europa, las lluvias han dejado algunos muertos y desaparecidos, siendo el caso de Alemania el peor, con 10 fallecidos. Un símbolo de la situación se puede ver en la capital francesa, donde el icónico museo del Louvre fue cerrado para preservar las obras conservadas en sus depósitos, después de varios días de incesantes lluvias e calles inundadas.

El nivel del Sena llegó a los 6 metros el viernes al mediodía, y podría llegar a alcanzar los 6,50 metros durante el pico de la crecida el fin de semana, según indicó el ministerio francés de Medio Ambiente. "Se tratará más bien de un estancamiento que de un máximo, pues este alto nivel permanecerá relativamente estable durante todo el fin de semana antes de iniciar la decrecida", aseguró el ministerio en un comunicado. Así, estos niveles superarán los alcanzados en París en 1982, la última gran crecida.

Sin embargo, según Bruno Janet, del servicio de previsión de crecidas, "estaremos muy lejos de la crecida de 1910, cuando estábamos a 8,60 m", un récord histórico.

Todo ello ocurre en la capital mientras varias localidades del centro de Francia padecen las peores inundaciones en un siglo, con más de 5.000 personas evacuadas desde el fin de semana y unas 19.000 viviendas sin electricidad.

En principio, el único muerto en Francia es un hombre de 74 años que falleció al caer al agua con su caballo en un río de la región parisina. Sin embargo, la ministra francesa de Medio Ambiente, Ségolène Royal, expresó el temor de que tras el descenso de las aguas en la región parisina aparezcan más víctimas.

El sur de Alemania también se ha visto afectado por intensas lluvias e inundaciones, y el balance es ya de 10 muertos. En Rumania, las inundaciones provocaron dos muertos y la evacuación de más de 200 personas.

El presidente francés, François Hollande, anunció que el estado de "catástrofe natural" sería declarado en la zona cuando el gobierno se reúna el próximo miércoles.

La crecida récord de 1910

La crecida récord del Sena en 1910 pasó a la historia como la mayor catástrofe natural del siglo XX en París. El río inundó durante días la capital y otras localidades cercanas. El desborde dejó cinco muertos y las fotografías de la época muestran calles inundadas, barcas bordeando las estaciones de tren o grandes jardines transformados en lagos. En la periferia, el agua invadió fábricas y almacenes cercanos al río. De la noche a la mañana, miles de trabajadores se encontraron sin ingresos. La madera almacenada en los muelles se fue río abajo y los habitantes trataban de pescar los troncos al vuelo.

Aparte de su tamaño, la inundación de 1910 fue también insólita por su duración.
El 30 de enero el agua rozó el cuello de una de las estatuas del principal puente parisino, pero hubo que esperar hasta el 15 de marzo para que el Sena recuperase su cauce, y unas semanas más para que la vida volviese a la normalidad en París.

Clima tenso

Las inundaciones en Francia se producen en medio de una tensa situación que involucra numerosas huelgas, manifestaciones y reclamos de trabajadores de diferentes rubros y a pocos días del inicio de la Eurocopa de fútbol. Las protestas y las huelgas se han originado, en principio, por una polémica ley de reforma laboral impulsada por el gobierno de Hollande, que, entre otras cosas, flexibiliza los mecanismos para despedir y contratar trabajadores.

Fuente: AFP

Populares de la sección