Parlamento británico aprueba ley para el Brexit

El corto texto de la ley quedó listo para recibir el visto bueno de la reina Isabel II
La Cámara de los Lores británica dio el visto bueno definitivo al proyecto de ley del "brexit", que permitirá ahora al gobierno de la primera ministra, la conservadora Theresa May, activar el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Los Lores accedieron a respaldar la ley sin las enmiendas que habían introducido días atrás para proteger los derechos de los comunitarios y otorgar poder al Parlamento para vetar el "brexit", ambas suprimidas por los Comunes.

Por 274 votos a favor y 135 contra, los parlamentarios renunciaron a reintroducir el anexo sobre los ciudadanos europeos, mientras que por 274 votos a favor y 118 en contra quedó descartado que el Parlamento pueda vetar el futuro acuerdo con Bruselas.

La vocero de la oposición laborista en la Cámara de los Lores, Dianne Hayter, señaló que su formación renunció a alargar la tramitación de la ley una vez que la mayoría conservadora en los Comunes dejó claro que "el gobierno no va a dar su brazo a torcer".

Hayter lanzó sin embargo a las personas "afectadas" por el "brexit" el mensaje de que los laboristas "no se están rindiendo" a la hora de defender sus derechos.

El escueto texto de la ley, de 137 palabras, quedó listo para recibir el visto bueno de Isabel II, apenas un mes y medio después de haber llegado al Parlamento, el 26 de enero.

En los últimos días se especuló con que la primera ministra podría activar de inmediato el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que da inicio al "brexit", aunque su vocero oficial lo descartó.

Esa fuente indicó que May esperará a dar ese paso hasta finales de mes, el plazo máximo que ella misma se marcó para notificar de forma oficial a Bruselas la salida del Reino Unido de la UE.

El gobierno insistió en las últimas semanas en que espera garantizar los derechos de los europeos en el Reino Unido y permitir al Parlamento votar sobre el acuerdo al que se llegue con Bruselas. Sin embargo, considera que comprometerse por ley a ambas condiciones minaría su posición negociadora ante sus 27 socios comunitarios.

En los dos años que durará el diálogo para fijar las condiciones de salida del Reino Unido del bloque común, May espera obtener medidas recíprocas para los británicos que viven en el resto del continente, así como sentar las bases para un futuro acuerdo comercial con la UE.
Fuente: EFE

Populares de la sección