Parlamento y la IMM regulan aplicaciones; taxistas protestan

Comisión de Diputados vota hoy regulación de plataformas tecnológicas
La regulación de las aplicaciones tecnológicas como Uber se juega en dos canchas simultáneamente. Mientras la Intendencia de Montevideo (IMM) presentó la semana pasada un proyecto de decreto para regular los servicios de transporte mediante aplicaciones, la comisión de Innovación, Ciencia y Tecnología de Diputados votará hoy un proyecto de regulación de las plataformas tecnológicas. En medio de este impulso normativo, el Sindicato Único de Automovilistas con Taxímetro y Telefonistas (Suatt) decidió parar y movilizarse hasta la Junta Departamental el próximo miércoles cuando los ediles estudien el proyecto del gobierno departamental.

El proyecto de la IMM solicita a los conductores de aplicaciones la licencia profesional y el seguro total del vehículo que también cubra a los pasajeros. De todos modos, prevé que quienes quieran dar el servicio de modo regular deberán tramitar ante la comuna un permiso especial. Además, tendrán que pagar $ 1,70 por kilómetro recorrido en cada viaje.

"Nos avisaron una hora antes que presentaban el proyecto. Les dejamos claro que no estamos de acuerdo con que se regule, porque de cualquier forma va a afectar el servicio de taxímetro; van a seguir compitiendo en desigualdad", dijo a El Observador el secretario general del Suatt, Antonio Diez.
Según expresó el dirigente sindical, con la iniciativa presentada por la administración de Daniel Martínez, las aplicaciones como Uber, EasyGo o Cabify seguirán con ventaja frente al servicio de taxis porque podrán establecer sus propias tarifas, algo que los taxistas no pueden hacer.

El gremio quiere que estos servicios a través de aplicaciones sean prohibidos. "Si hace falta servicios de taxímetros por la demanda, la IMM tiene 200 chapas para lanzar al mercado como quiera lanzarlas, y es dinero que entra a las arcas de la intendencia", señaló Diez.

Proyecto de Diputados

A la postura del sindicato también se sumó la del diputado nacionalista Rodrigo Goñi, quien consideró
inoportuno el proyecto enviado a la Junta Departamental.

El legislador mostró su disconformidad porque la propuesta del gobierno departamental apareció "a pocas horas" de que hoy se vote el proyecto que estudia la comisión de Innovación y Tecnología de Diputados –que preside– y porque la propuesta de la IMM, según Goñi, "entorpece y agrega dificultades al trámite parlamentario en su etapa final". El diputado advirtió que el proyecto de la comuna presenta "vacíos" que pueden "vulnerar el principio de libre competencia".

"Si hasta ahora la conducta de la intendencia resultaba caótica e inconsistente, con este último episodio completa de la peor manera un periplo nefasto, faltándole el respeto no solo al Parlamento sino a todos los actores involucrados, desde taxistas hasta los conductores de las plataformas y sus titulares, pasando por los usuarios y todos los que han soportado los diversos tipos de desbordes ocasionados por la falta de regulación", expresó Goñi.

El nacionalista aseguró que el lunes pasado todos los partidos se habían comprometido a aprobar el proyecto. l

Populares de la sección