Parmalat pone el foco en exportar lácteos con marca

A nivel local, buscarán posicionarse como líderes en la categoría de leches funcionales dijo el gerente general de la marca, Romeo Chocho
El retorno de Parmalat a principios de 2015 llamó la atención en una industria láctea que padecía –y todavía padece– un período de vacas flacas con precios internacionales muy por debajo de los históricos de 2013.
Parmalat había abandonado Uruguay en el año 2004, cuando un escándalo financiero que llevó a la cárcel a su fundador, Calisto Tanzi, y dejó en quiebra a la empresa a nivel mundial, obligó a vender la operativa de la firma láctea en el país. El comprador de la fábrica y el derecho de uso de la marca por un tiempo determinado fue el argentino Matías Campiani, que reabrió la empresa bajo el nombre Ecolat y la vendió tiempo después al peruano Grupo Gloria.

En paralelo, en 2011 la firma francesa Lactalis compró la italiana Parmalat, convirtiéndose en un gigante de la industria láctea global. En su plan de expansión por la región, Lactalis adquirió el grupo mexicano La Esmeralda, que en Uruguay era propietaria de las dos plantas de Indulacsa en Uruguay.
Al mismo tiempo que Lactalis llegaba al país con el propósito de reactivar Parmalat, Ecolat cerraba, al haber terminado el acuerdo de uso de la marca italiana y con precios internacionales que hicieron inviable su actividad exportadora.

El gerente general en Uruguay de la nueva Parmalat, Romeo Chocho, hace esta explicación apenas recibe a Café & Negocios en su amplia y sobria oficina de Rincón 487. Allí el ejecutivo cuentó los planes de esta compañía, que buscará recuperar la posición de dominio que supo tener en el segmento de lácteos funcionales y exportar quesos a la región con sus marcas Galbani y Presidént.

¿Por qué Parmalat (Lactalis) se interesó por Uruguay?
Tenemos dos objetivos: por un lado, el retorno al mercado interno, y por el otro, fabricar las marcas internacionales para exportación al resto de los países del mundo pero fundamentalmente para América Latina.

El vaivén de los precios de los commodities no está favoreciendo a la industria nacional. ¿Qué puede hacer Uruguay como país exportador de lácteos para sobreponerse a esta situación?
El problema es que el mercado internacional representa menos del 10% de la producción mundial de lácteos. Cuando exportás lácteos te estás dirigiendo a un mercado de excedentes. Por ejemplo, si soy una empresa de Estados Unidos mi mercado es Estados Unidos y cuando me sobra producción la vuelco al mercado internacional. Si el precio es bueno bárbaro, y si es malo lo vendo igual porque es mejor que tirarlo. En Uruguay hay compañías que tienen ambos mercados, y de hecho exportan la mitad de su facturación. Pero no venden marca, venden en el mercado de excedentes; son commodities.

¿Entonces cuál es la alternativa para Uruguay?
Al final lo más importante es tener una marca porque solo así es posible tener una mayor regularidad en los productos que comercializás. El grupo Lactalis tiene muchas marcas pero a nivel mundial tiene tres muy importantes: Parmalat, para leches y productos frescos; Presidént que es la marca líder en quesos en Europa; y Galbani, que es la marca de la mayor productora de quesos de Italia. Evidentemente el mercado interno es más estable; la exportación más fluctuante. La manera de que fluctúe menos es vender con marca, lo que tampoco es fácil de lograr.

¿Actualmente en qué están trabajado ?
Estamos produciendo leche UAT (en caja de Tetra Pack), leches en bolsa UHT (con vida útil de hasta 30 días), que era lo que producía Parmalat antes de su retirada del país. Pero sobre todo nosotros hacemos leches especiales que recién estamos empezando a producir y que están pensadas para diferentes etapas de la vida, con vitamina D y calcio o la Leche Primer Crecimiento, con omega 3. Esa siempre fue la especialidad de Parmalat y otras empresas han empezado a trabajar esto porque Parmalat no estaba. Además vamos a empezar a producir mousse, para lo cual estamos trayendo equipos. También estamos trabajando producción de yogurt para el mercado local y Argentina.
En exportación, Uruguay se centrará en quesos bajo la marca Presidént y Galbani. Pensamos desarrollar el mercado de Brasil con productos de Uruguay y actualmente ya estamos exportando a Rusia y México.
¿Cuál es el objetivo de Parmalat en Uruguay para los próximos años?
No vinimos a Uruguay por el mercado uruguayo, aunque eso no quiere decir que no busquemos crecer en el país.

Actualmente exportamos entre US$ 40 y US$ 50 millones al año y esperamos que eso evolucione con un consumo similar, pero con más valor agregado. Hoy seguimos exportando commodities, pero queremos ir a vender solo productos con marca.

Populares de la sección

Acerca del autor