Paul Simon: "Dejar ir es un acto de coraje"

Con 74 años el exintegrante del mítico dúo Simon & Garfunkel expresó su intención de retirarse

A sus 74 años, el mítico músico estadounidense Paul Simon dijo al medio New York Times que está dispuesto a renunciar al mundo de la música. "Estamos llegando al final", expresó Simon, quien comenzó su carrera musical con tan solo 13 años, pero se hizo famoso a mediados de los 60s cuando el dúo integrado por él y Art Garfunkel se transformó en un éxito a nivel mundial.

La crónica del New York Times narra un episodio en donde el músico, que lleva 61 años de carrera, subido a un escenario en Philadelphia confundió unas grandes carpas blancas con montañas. También da cuenta de las dificultades para seguir un ritmo de giras y la necesidad de días de descanso para su voz tras varias actuaciones seguidas.

Hasta ahora el cantante y compositor, que tiene registradas más de 100 letras de su autoría, no ha parado de hacer lo que más le gusta. Recientemente sacó un nuevo disco: Stranger to Stranger, que revela la esencia de Paul Simon una vez más. Mientras la mayoría de las estrellas de su generación eligen tocar grandes hits en conciertos ovacionados por sus fans más fieles, Simon prefiere seguir reinventándose y actualizarse según los gustos musicales del momento. Stranger to Stranger compite con lo nuevo de solistas como los hiperpopulares Drake y Beyoncé en las listas de música pop, y con bandas como Radiohead y Deerhof en los espacios de las radios universitarias.

Este 2016, Stranger to Stranger llegó al número 1 en las categorías álbum de rock y álbum de Americana/Folk más vendidos de la lista Billboard. Esto lo pone en carrera para alcanzar lo que podría ser su cuarto premio Grammy al Álbum del Año.

Su gira por Estados Unidos terminó el viernes pasado en Forest Hills, Queens, donde creció y fue a la escuela. Precisamente en esa escuela conoció a Art Garfunkel.

Su afán por dar todo en el escenario hace que su público se deleite con conciertos de más de dos horas de duración y con un Simon enérgico. Pero fuera de allí el músico se debate: "Dejar ir es un acto de coraje". "Voy a ver qué pasa si dejo, luego me preguntaré quién soy o si soy solo una persona que se define por lo que hice. Y si eso desaparece, si tienes que rehacerte, ¿quién eres?", se cuestiona, aunque añade que tal vez esas dudas son un desperdicio.

"Que esté pensando en el retiro no quiere decir que no quiero que mi banda suene muy bien", dijo. "Tenía 21 años, quizá 22, cuando escribí The Sound of Silence. Me pareció absolutamente un gran salto desde donde estaba antes de eso", añadió.

Pero el temor de la fama sobrevino: "Vi a la fama volverse veneno cuando era un adolescente en los 60s; mató a Presley, a Lennon y a Michael Jackson. Nunca conocí a alguien con una porción de fama enorme que no haya estado, al menos, confundido por ello y no haya tenido dificultades al tomar decisiones".

En el futuro espera un tour europeo y luego de eso planifica unas vacaciones. El músico sentencia: "No tengo miedo si esta gira resulta ser la última".


Populares de la sección