Peligra inicio de clases en liceos por "caos" en inscripciones

ANEP no previó lugar para repetidores ni para alumnos con materias previas

Alumnos repetidores de primero de liceo sin cupo, estudiantes con exámenes para dar en febrero en la misma situación, jóvenes que egresan de primaria en colegios privados que no tienen lugar en los liceos públicos y otros a quienes se les asignó lugar en liceos lejanos de su localidad son algunos de los descalabros en las inscripciones para 2017 sobre los que ayer alertó la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes). Para los dirigentes sindicales la "situación de caos" es tal que si no se pone orden para el 1º de febrero, peligra el inicio de clases.

La misma realidad se repite en UTU. Días atrás El Observador informó que en las escuelas técnicas tampoco se previó lugar para estudiantes repetidores de primer año, ni para alumnos egresados de primaria de colegios privados. Y muchos que iban a inscribirse para iniciar ciclo básico en UTU se retiraban con la novedad de que no había cupo para ellos.

Ayer los dirigentes sindicales de Fenapes señalaron que el "caos" no es responsabilidad de los directores de los liceos, ni del Consejo de Educación Secundaria (CES). Para ellos, el único responsable es el Consejo Directivo Central (Codicen) de la ANEP, encabezado por su presidente Wilson Netto, que este año implementó un nuevo sistema de inscripción de cara a 2017.

El nuevo mecanismo implementado utiliza el sistema Gurí de Primaria y establece que los alumnos de sexto de escuela deberán decidir antes de terminar el año qué ciclo básico cursarán al año siguiente. A partir de eso, se les hace una preinscripción virtual, la cual deben ratificar personalmente con la presentación de alguna documentación.

Hoy viernes 30 es la fecha límite para realizar ese trámite. Con esa preinscripción las autoridades de ANEP diseñaron los grupos para cada liceo y escuela de UTU y definieron los cupos de cada uno. Sin embargo, no previeron lugar para los alumnos repetidores de primer año de ciclo básico, ni para los adolescentes que egresan de primaria en colegio privado y quieren cambiarse al sistema público, ni para aquellos cuyo pase a segundo de ciclo básico se definirá en febrero cuando rindan los últimos exámenes.

"En la sociedad hacen falta algunas explicaciones para los padres de quienes ingresan a educación media. Se ha montado una falsa ilusión a partir de un nuevo método de inscripción", dijo ayer el secretario general de Fenapes José Olivera. Señaló además que si esta situación no se arregla antes del 1º de febrero peligra el inicio de cursos en 2017.

Al grupo de jóvenes afectados se suman también aquellos a quienes el sistema les otorgó un liceo lejano a la localidad en donde viven. Olivera puso el ejemplo de jóvenes de Migues a quienes se les asignó un lugar en el liceo de Minas, a 52 kilómetros de su lugar de origen.

También resaltó el caso de estudiantes de la localidad de Chamizo (Florida) a quienes se les asignó un lugar en el liceo de la capital departamental a 65 kilómetros. En este caso, dijo, ni siquiera tienen transporte público para trasladarse.

También están aquellos padres a quienes nunca se les informó que la preinscipción debería ratificarse a fines de diciembre y, faltando un día para terminar el plazo, todavía no lo han hecho.

"Con el nuevo sistema de inscripción se estafó a la sociedad. Tal vez sea hora de que el presidente de la ANEP dé respuestas a los padres en las puertas de los liceos", dijo Olivera.

Por su parte, la consejera de Secundaria, representante de los docentes, Isabel Jaureguy, señaló que el único departamento donde no se ven estos descalabros es en Montevideo. Explicó que esto se debe a que las autoridades de Secundaria se opusieron a que el nuevo sistema de inscripción se aplicara en la capital debido al volumen de la matrícula. Las inscripciones se hicieron mediante el método tradicional. Ese sistema tradicional supone que las inspecciones y las salas de directores se encargan de distribuir la matrícula según las necesidades de los interesados y los cupos disponibles.

"Esto siempre funcionó bien. ¿Para qué el Codicen vino a cambiar lo que estaba bien?", preguntó. "Claramente tenemos un problema que ha generado el Codicen y la Dirección Sectorial de Integración Educativa", afirmó.

La presidenta de Fenapes, Virginia García señaló que dicha dirección se creó el año pasado con gente "puesta a dedo" por las actuales autoridades del Codicen. "Con algo tienen que justificar su sueldo", dijo. Indicó también que para ordenar esta situación antes de febrero y no poner en peligro el inicio de clases, "se debe hacer toda una reingeniería", que lleva su tiempo. "La solución es volver al sistema tradicional", remató.

Faltan liceos y centros de UTU

La consejera de Secundaria, representante de los docentes, Isabel Jaureguy dijo que actualmente el sistema educativo no está preparado para absorber en educación media toda la matrícula que egresa de primaria. Señaló que hoy hay 300 centros de educación media (liceos y UTU) y casi 2000 escuelas. "En educación media no tenemos ni los docentes, ni el espacio para absorber tantos alumnos", apuntó.




Populares de la sección