Peligran las negociaciones entre el gobierno sirio y la oposición

Acusaciones y preacuerdos hacen tambalear las conversaciones de paz
Las negociaciones de paz entre el gobierno sirio y la oposición no han comenzado formalmente aún en Ginebra, pero ya han surgido los problemas entre ambas partes. Las reuniones para las negociaciones, que comenzarán hoy, serán presididas por un mediador de Naciones Unidas y buscarán la forma de cesar un conflicto que lleva ya más de 260 mil muertos y 13 millones de desplazados.

Pese a las expectativas por el comienzo de la búsqueda de soluciones para el conflicto, los representantes de ambas facciones dejaron claro que las primeras reuniones funcionarían como punto de partida para negociaciones más avanzadas. "No estamos aquí para negociar, sino para sentar las bases para poder hacerlo", dijo el delegado de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal coalición opositora política y armada, Bassma Kadamani. Bashar Jafaari, jefe de la delegación gubernamental también declaró que "las conversaciones todavía no han empezado formalmente".

Los obstáculos comenzaron cuando la oficina de Staffan De Mistura, el mediador propuesto por Naciones Unidas para trabajar con las partes del conflicto, comunicó a la prensa que en la tarde de hoy se comenzarían con las primeras reuniones, cosa que los delegados opositores desmintieron rápidamente debido a que no tenían ninguna reunión programada con el mediador.
A esta confusión de horarios, se le sumó la negativa de la delegación gubernamental de aceptar los preacuerdos que la oposición había pedido como condición para aceptar las negociaciones de paz. Las peticiones de la oposición incluían acceso humanitario a las áreas cercadas militarmente y el cese de los bombardeos contra áreas civiles.

Debido a esto, la delegación del gobierno actual de Siria acusó a la oposición de "falta de seriedad" y de supuestos "vínculos con el terrorismo".

Para que las negociaciones comiencen formalmente, la oposición pide que la ONU cumpla las resoluciones humanitarias del Consejo de Seguridad. "Queremos que la comida llegue a nuestros niños; ver que las familias están a salvo en sus hogares y sin ser bombardeadas por Rusia; y que las mujeres en las cárceles de Bachar Al Asad sean liberadas", expresaron portavoces de la oposición. Varios medios de prensa establecen que si en 48 hs estas demandas no son cumplidas, la oposición se irá de Ginebra y las negociaciones fracasarían antes de comenzar.

Esta es la tercera vez que la ONU intentan establecer un proceso de negociaciones exitoso que derive en el fin del conflicto en Siria. (EFE)

Populares de la sección