Pericia confirmó que hincha de Rampla sufrió una lesión grave

El disparo provocó una fractura de pelvis; el caso debe seguirse de oficio, según abogado

La pericia judicial determinó que Miguel Servetti, quien el miércoles recibió un balazo durante un partido de tercera división entre Rampla y Cerro, sufrió una fractura de pelvis. El abogado de Rampla, Ignacio Durán, aseguró que se trata de "lesiones graves" que demandarán "más de 20 días de inhabilitación".

Al constatarse una lesión de gravedad, el caso debe seguirse de oficio, pese a no haber denuncia. En ete sentido, se abre un expendiente en presumario "por el tenor de la lesión", dijo Durán. Y apuntó: "Dentro de lo malo, lo bueno es que el caso sigue en el juzgado". Servetti expuso ante la jueza penal Blanca Rieiro "sus motivos" por los que no establece la denuncia.

Servetti no había sido visto por un médico forense antes por una medida gremial de los funcionarios judiciales. "Ir al juzgado a menos de 48 horas de haber recibido un disparo y ver el cartel (por las medidas gremiales) fue shockeante; fue de Ripley", contó Durán.

La investigación sobre los disparos durante el partido tiene al frente a Rieiro, quien se molestó en la semana por el silencio de algunos testigos. "¿Estaban todos ahí pero nadie vio nada? Así es imposible", expresó, según relató una fuente a El Observador. Se había citado a más de 30 testigos.

Durán dijo a la prensa a la salida del juzgado que "hay mucho temor" por parte de los testigos.

Servetti es el funcionario de seguridad de Rampla Juniors y padre de dos jugadores de la tercera división. Recibió el disparo cuando evitó que hinchas de Cerro agredieran al director del equipo, Luis "Ronco" López.


Populares de la sección