Perú sigue sin tener nuevo presidente con el 99% de las actas procesadas

Kuczynski se encamina a ganar, pero ninguno reconoce victoria o derrota
Dos días después de celebrada la segunda vuelta en Perú y con el 99% de las actas procesadas, la oficina electoral de ese país no ha podido determinar aún quién será el nuevo presidente y la incertidumbre mantiene en vilo a los peruanos. Diversos analistas creen imposible que Keiko Fujimori logre superar a Pedro Pablo Kuczynski al finalizar el conteo de votos, pero la hija del exdictador Alberto Fujimori no reconoció todavía la derrota y el economista de centroderecha tampoco se proclamó ganador.

La disputa continúa voto a voto y se ajusta con el paso de las horas. Con el 99,07% de los votos escrutados a las 20 hora de Uruguay, la diferencia entre los dos candidatos era de 0,32 puntos porcentuales, que no le permite a las autoridades electorales anunciar quién de los dos gobernará Perú entre 2016 y 2021.

El candidato del partido Peruanos por el Kambio (PPK) obtenía un 50,16% de los votos contra 49,84% para la aspirante de Fuerza Popular (FP), según los últimos resultados difundidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) en su portal de internet.

Los sufragios que restan escrutar provienen principalmente de zonas rurales y el exterior, y por ello las autoridades electorales estiman que los resultados finales se conocerán el jueves o el viernes.

En Lima, la mayor plaza electoral del país con casi dos tercios de los votantes, Kuczynski –también conocido por sus iniciales PPK– ganó por apenas 0,2 puntos porcentuales. También se impuso en otras 11 regiones. Fujimori venció en 13 regiones, especialmente en el norte y centro del país.

Un conteo rápido de la consultora GFK daba ayer a Kuczynski como ganador en el voto extranjero, con 52,8% de las preferencias frente al 47,2% de Fujimori, informó el periódico local El Comercio.

Con ese resultado, y a pesar de que su contrincante puede lograr una buena votación en las zonas rurales que resta contabilizar, analistas ya daban por descontado que el economista de centroderecha será el nuevo mandatario. "Tendrían que pasar cosas muy inusuales, y no estoy pensando en manipulación de votos, sino que (en) mesas de 200 votos, Keiko Fujimori los tuviera todos. Y eso muy improbable", dijo el analista político Jorge Nieto, según recogió el diario peruano La República.

PPK logró equiparar a Fujimori en la elección del domingo a pesar de que hasta poco antes las encuestas daban como vencedora a la hija del exmandatario. Y podría ser la segunda vez que la Presidencia se le escapa de las manos, luego de que en las elecciones de 2011 perdiera con el 48,55% de los votos frente a Ollanta Humala, que conquistó el 51,45% del electorado.

Esta vez, Fujimori optó por alejarse de la mala imagen de su padre –condenado a 25 años de prisión en 2009 por delitos de lesa humanidad cometidos durante su gestión–y dijo que no lo beneficiaría con un indulto si llegaba al poder.

Pero eso no fue suficiente. Acusaciones publicadas en los últimos días contra Joaquín Ramírez, congresista y exsecretario general del partido de Fujimori, Fuerza Popular, que lo señalaban como investigado por la agencia estadounidense antidrogas, perjudicaron a la candidata.

A su vez, diversas marchas en contra de Fujimori realizadas en los días previos a la elección reavivaron un sentimiento antifujimorista presente en amplios sectores del país y terminaron por socavar la diferencia a su favor.

En caso de que se confirme la victoria de PPK, el nuevo Ejecutivo deberá enfrentar un gran obstáculo para gobernar: el partido Fuerza Popular tiene mayoría absoluta en el Parlamento unicameral con 73 de 130 legisladores.

El partido de Kuczynski, Peruanos por el Kambio, cuenta con apenas 18 bancas.

Por ello, desde su equipo ya están pensando en generar consensos con los demás partidos para obtener gobernabilidad.

Esto no le será sencillo, puesto que aunque a último momento la líder de izquierda Verónika Mendoza, que quedó tercera en la primera vuelta, respaldó a PPK para las elecciones del domingo, y dejó claro que lo hacía en rechazo a la posibilidad de que Fujimori resultara vencedora.

"Lo nuestro no ha sido un apoyo, ni un apoyo a su plataforma política porque dista enormemente de lo que nosotros queremos para el país", dijo Mendoza.

Fuente: Agencias

Populares de la sección