Pese a acuerdo, persistirán diferencias en multas de tránsito

Intendentes podrán optar por no unificar algunas sanciones
Más allá de que entre los directores de Tránsito de las 19 intendencias se había llegado a un acuerdo para unificar nombres, códigos y valores de las multas, los intendentes podrán decidir no apegarse a las sanciones con las que no estén de acuerdo.

Los jefes comunales recibieron ayer durante el Congreso un documento en el que se encuentran las 219 infracciones ya unificadas para todo el país que se pretende aprobar en el próximo encuentro, previsto para el 22 de setiembre en Artigas. Sin embargo, según explicó a El Observador el intendente de San José, el nacionalista José Luis Falero, si hay algún código de multa en el que no se logre acuerdo con alguno de los departamentos, "va a quedar separado".

En conversación con El Observador, el intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, había manifestado sus diferencias con respecto al monto de la sanción para quienes sobrepasen la velocidad permitida.

En el documento elaborado el pasado 12 de agosto por los directores de Tránsito se establecía que la multa máxima para quien cometiera esa infracción sería de unos $ 22 mil, mientras que en Cerro Largo actualmente esa sanción puede llevar a un conductor a tener que pagar unos $ 40 mil. Así, ese departamento podría optar por no seguir lo dispuesto por los jefes de Tránsito, y continuar cobrando multas del doble de los demás departamentos. Lo mismo que podrían hacer otras intendencias para el caso de espirometrías o el no uso del cinturón de seguridad, por ejemplo. De esa forma, podrían continuar las diferencias entre departamentos.

Botana había estado también en desacuerdo con las políticas de seguridad vial de controlar el uso del casco en los motociclistas, que decidió no aplicar en su jurisdicción.

Aprobación con diferencias


El intendente de San José aseguró que el próximo 22 se setiembre, "va a haber una aprobación", aunque se respetará la autonomía de las intendencias.

"Las autonomías yo no las puedo violar. Cada intendencia tiene la facultad, si una dice este código no lo quiero, dejaremos a ese departamento con su código, con su precio y si el resto dice que sí, sí" se acordará, explicó Falero. Dijo, sin embargo, que espera que en su gran mayoría el documento se apruebe. Para bajar de más de 4.500 a 219 códigos, los directores de Tránsito tomaron como base la ley nacional de tránsito y el reglamento de circulación vial, que rigen para todo el territorio.

La propuesta que tienen ahora a estudio los intendentes no aplica para las multas específicas de cada territorio.

La idea de esta unificación va de la mano con la búsqueda de establecer una licencia única de conducción en los 19 departamentos, y que los requisitos para obtenerla sean los mismos. Algo que ha sido largamente debatido entre los jerarcas municipales sin llegar todavía a un acuerdo en todos los territorios.

Multas graduales


Para el caso de las infracciones de velocidad, el documento propone que quienes excedan hasta el 24% de la velocidad permitida recibirán una sanción de 6 unidades reajustables (unos $ 5.445). En tanto, si la velocidad a la que se circula se ubica entre el 25% y el 49% por encima del límite, se propone que la multa sea de 8 unidades reajustables (unos $ 7.256).

La siguiente franja de sanciones definida sería para velocidades de entre 50% y 99% por encima de lo legal. En ese caso, la idea es que el monto de la multa se dispare a 15 unidades reajustables (unos $ 13.605). La sanción más cara estaba pensada para quienes circulen a más del doble de la velocidad permitida. En ese caso, la multa prevista sería de 25 unidades reajustables (unos $ 22.690).

Populares de la sección