Pese a los servicios prestados, el liderazgo de Astori está en disputa

Bergara no descarta ser candidato; De los Santos advierte sobre posible extinción

Salvo para aquellos izquierdistas más radicales que lo consideran un tecnócrata consumado alejado de las necesidades reales de los más desvalidos, en el resto del Frente Amplio es opinión común que el ministro de Economía, Danilo Astori, le ha prestado múltiples servicios al Frente Amplio.

Le dio una mano a Tabaré Vázquez cuando en las elecciones de 2004 precisó de su presencia para tranquilizar a los grandes capitalistas e hizo lo mismo en el 2009 cuando la candidatura de José Mujica necesitó de un contrapeso que limara la imagen un tanto desprolija del ex guerrillero tupamaro.

Otra vez al frente del equipo económico, Astori ha dado la cara en los últimos meses para anunciar las facetas más impopulares del ajuste fiscal resuelto por el gobierno.

Con esos antecedentes, no resultaría extraño que, esta vez sí, en el 2019 el Frente Amplio le otorgara al líder del Frente Líber Seregni (FLS) la candidatura presidencial de la coalición.

Las cosas, sin embargo, no son tan sencillas. Astori ya tiene 76 años y en el FLS hay gente disconforme con la manera en la que está ejerciendo su liderazgo.

Además, hay dirigentes de su entorno que no lo quieren como candidato presidencial e incluso hay otros que se ven a sí mismos en ese lugar.

Astori ha sido esquivo acerca de sus intenciones futuras y no ha querido descartar ni confirmar si se largará a pelear la interna del Frente Amplio.

Esta indefinición es una mala noticia para dirigentes como el diputado y exintendente de Maldonado, Óscar de los Santos, quien considera que la candidatura de Astori traerá aparejada una competencia interna con Mujica que no le hará nada bien al Frente Amplio.

"No me quiero imaginar una interna en la que vayan Danilo Astori, José Mujica y Daniel Martínez porque pondría al proyecto del Frente Líber Seregni en riesgo y estaría socavando las esperanzas de cambio que tiene mucha gente", dijo De los Santos a El Observador.

El parlamentario pertenece a la Alianza Progresista –que también integra el canciller Rodolfo Nin Novoa– y que junto al Nuevo Espacio (NE) de Rafael Michelini y a la Asamblea Uruguay (AU) de Astori conforman el FLS.

La mención a la posibilidad de una candidatura presidencial del intendente de Montevideo, Daniel Martínez (Partido Socialista), no es antojadiza ya que en el Frente Amplio muchos lo ven como una de las más importantes figuras de recambio de la izquierda y su perfil encaja sin inconvenientes con el de los votantes del astorismo.

Postulantes

Pero, como fue dicho, en el FLS hay gente que, sin esperar una definición de Astori, ya está pensando en la residencia Suárez y Reyes.

Es así que el viernes 23 en el semanario Crónicas, el presidente del Banco Central, Mario Bergara, no negó sus aspiraciones presidenciales.

"Son cosas que la vida dirá. La vida dirá en base a procesos políticos que se den en el país o en el marco del Frente Amplio, qué rol podré tener en el futuro. Así como he tenido privilegios de influencia en el terreno de la política económica, en el futuro puedo pensar que lo puedo seguir teniendo tanto en el terreno de la política económica como en la política en general", respondió Bergara.

Allegados al presidente del BCU dijeron a El Observador que un grupo de dirigentes del FLS planean crear un "grupo o corriente de opinión" en torno al jerarca.

Pero, más allá de aspiraciones personales, el FLS ha mostrado evidentes problemas de funcionamiento en los últimos meses.

En marzo de este año Astori se había propuesto relanzar ese proyecto político a través de reuniones mensuales en las que los integrantes de su Agrupación de Gobierno intercambiaran ideas y coordinaran decisiones.

Sin embargo, a sietes meses de aquella idea, la Agrupación de Gobierno se ha reunido solo tres veces y a los encuentros faltaron varios de sus integrantes. El diputado de los Santos dijo a El Observador que la situación es preocupante y que si Astori no se pone el equipo al hombro las cosas tendrán un drástico final.

"La existencia del Frente Líber Seregni está en tela de juicio. Si Astori no genera un real espacio de diálogo el sector se extinguirá", advirtió el legislador.

Tildado de distante, demasiado académico en sus modos y en sus dichos y un tanto arrogante, Astori, y su sector, han servido de basamento a los dos anteriores gobiernos del Frente Amplio y son uno de los principales soportes de la actual administración.

Pocos meses después de las elecciones de 2019, Astori cumplirá los 80 años.

Pero no habrá que esperar tanto tiempo para saber si el ministro se juega a ser presidente y si el FLS llega entero para participar del eventual festejo.


Populares de la sección

Acerca del autor