Pese a rechazo del MEF, Senado aprobó cambios a ley de zona franca

El proyecto habilita a enclaves aduaneros del interior a desarrollar "actividades complementarias" en Montevideo

La Cámara de Senadores dio este martes media sanción con el respaldo de todos los partidos políticos al proyecto de ley que modifica el régimen de zonas francas. Se trata de una iniciativa que ingresó en el Parlamento en junio de 2015, remitida por el Ministerio de Economía (MEF), pero que sufrió modificaciones en la Cámara Alta que generan rechazo en el propio equipo económico que la impulsó originalmente.

El proyecto se aprobó por unanimidad pero no sin falta de controversia. Ocurre que en un principio la motivación del MEF era actualizar la ley vigente desde 1987, ajustando los controles aduaneros y creando zonas francas temáticas fuera del área metropolitana. Sin embargo, durante su tratamiento en la Comisión de Hacienda, se modificó parte del proyecto y se agregó, en el artículo 9°, una norma que habilita a las empresas -que operan en zonas francas del interior- a disponer de oficinas en Montevideo para desarrollar actividades complementarias".

Esa disposición permite que esos enclaves aduaneros reciban en la capital a gente que llega al país por pocas horas y por lo tanto no pueden trasladarse hasta el interior. Sin embargo, desde el MEF son reticentes a ese fragmento de la ley ya que aseguran que podría favorecer la evasión fiscal.

Dos visiones en comisión

El 8 de diciembre de 2016, el director de la DGI, Joaquín Serra, compareció ante la Comisión de Hacienda y dejó en claro la visión del Poder Ejecutivo: "Hemos observado que cuando las actividades se mezclan existen problemas en su documentación porque los contratos comienzan a ser poco claros. El control siempre es mucho más fácil cuando hay cosas claramente establecidas. Entonces, extender demasiado actividades que son sustantivas fuera de las zonas francas puede generar distorsiones y dificultades en el contralor. Ese es un riesgo que puede existir".

Una semana después, la Comisión recibió a dirigentes de las zonas francas. En esa instancia, la representante de Zona Franca Florida, Magdalena Deamicis, afirmó que desde 2011 un total de 150 empresas habían abandonado su operativa en el departamento y que la plantilla de trabajadores se había reducido de 600 a 265. "Esto demuestra que las empresas usuarias están en franca retirada; algunas de ellas han anunciado directamente a su personal que se van a trasladar a Zonamerica. Nos consta que piensan mudarse a la capital porque es lo que sus asesores aconsejan", expresó.

A votación

Esa última postura fue la que prevaleció en la Comisión de Hacienda, que aprobó por unanimidad la modificación del proyecto presentado por el Ejecutivo, y así lo presentó este martes ante la Cámara Alta la senadora del MPP, Patricia Ayala.

Salvo por algunos detalles, los senadores de la oposición elogiaron el proyecto, apuntando a la descentralización como una de sus principales virtudes, en línea con lo que ocurre en otros países de la región, donde el instrumento de las zonas francas se utilizó principalmente para el desarrollo de zonas alejadas y deprimidas.

Las dudas empezaron a asomar cuando tomaron la palabra los legisladores del oficialismo. Fue entonces cuando aquellos más cercanos al astorismo, sector que ostenta el control del MEF, plantearon su desacuerdo con el artículo 9°, aunque acabaron votándolo por disciplina partidaria.

Tanto Rafael Michelini como Daniela Payssé –pertenecientes al Nuevo Espacio y Asamblea Uruguay, respectivamente– advirtieron sobre la posibilidad de que el artículo fuera inconstitucional. Michelini justificó su voto argumentando que "en esta situación políticamente delicada para el gobierno" sería inconveniente que un grupo de legisladores generara "una grieta", mientras que Payssé propuso agregar un inciso que –según dijo– disiparía sus dudas, pero la moción no prosperó. El proyecto pasa ahora a la Cámara de Diputados, donde el Frente Amplio no tiene margen para modificar el artículo, porque perdió la mayoría parlamentaria luego del alejamiento de Gonzalo Mujica.

Conformes

Para Luis Callachi, presidente de la Zona Franca de Florida, esta ley representa "un gran apoyo a la descentralización", así como "un estímulo a la generación de trabajo en el interior del país".

El gerente general de Zona Franca Libertad, Robert Trombotti, opinó que "es una muy buena ley, un logro muy importante que favorece enormemente el desarrollo de las zonas francas". Trombotti aplaudió el trabajo "muy inspirado" de los legisladores.

Populares de la sección