Petrobras sostiene que gas sería negocio aun sin regasificadora

Petrolera dice que no tiene ofertas para desprenderse de sus activos

La filial de la petrolera brasileña Petrobras en Uruguay lamenta que el proyecto de la regasificadora todavía no haya logrado materializarse pero sostiene que el negocio del gas natural en el país sería rentable sin ese proyecto siempre y cuando se logre un contrato de suministro por un volumen mayor al actual, comentó a El Observador el director-presidente de la compañía en Uruguay, José Augusto Carrinho.

El ejecutivo explicó que las "condiciones de viabilidad económica del sector de distribución de gas natural dependen de que el Estado uruguayo asegure una fuente de abastecimiento competitiva y en volumen suficiente para el desarrollo del mercado".

Carrinho recordó que esa era la perspectiva al inicio de las concesiones de distribución de gas natural en Uruguay a fines de los años de 1990, cuando la producción abundante de Argentina permitía una exportación al Uruguay a precios competitivos y sin restricciones de volúmenes.

Sin embargo, con la crisis energética de Argentina en 2001, la producción de gas de ese país declinó y pasó a ser insuficiente para el abastecimiento de su propia demanda interna, lo cual determinó la adopción de una política fuertemente restrictiva a las exportaciones de gas natural hacia Uruguay. Según Carrinho, ello "impactó directamente en la competitividad del gas distribuido en el Uruguay y disminuyó, de forma significativa, los volúmenes disponibles para el desarrollo del mercado, actualmente insuficientes para el abastecimiento firme del mercado industrial".

El CEO de Petrobras en Uruguay se lamentó de que el proyecto de la planta regasificadora que impulsa el gobierno no lograra ingresar a operar como originalmente se había proyectado (segundo semestre de 2015). "Lamentablemente, la puesta en operación de dicho proyecto se viene dilatando en el tiempo, con lo cual persisten las incertidumbres respecto a la solución que el gobierno alcanzará para viabilizar económicamente el sector", alertó.

Por otro lado, en los últimos meses las distribuidoras Conecta y MontevideoGas solicitaron formalmente a los actuales proveedores de gas argentinos que tramiten junto a las autoridades de su país la renovación del actual permiso de exportación que caerá en abril de 2017. El gobierno uruguayo informó que tiene avanzada una negociación con su par argentino para extender dicha autorización.

Sin ofertas por activos

El 19 de setiembre la casa matriz de Petrobras comunicó al mercado la decisión de su Directorio Ejecutivo sobre la revisión de su plan de desinversión para 2017 y 2018 por un valor de US$ 19.500 millones.

El plan también prevé esfuerzos de reestructuración de negocios, ventas de activos y desinversiones que hacen parte del programa financiero de la compañía, que tiene como objetivo reducir el apalancamiento, preservar la caja y concentrarse en las inversiones prioritarias, en particular en la producción de petróleo y gas en Brasil, en áreas de mayor productividad y retorno. Las actividades de Petrobras en Uruguay actualmente abarcan los sectores de distribución de gas natural y distribución de combustibles líquidos y derivados. El gremio del gas manejó esta semana que la empresa le había transmitido su intención de dejar el país; sin embargo, su CEO en Uruguay indicó que, por ahora, no hay novedades.

"Todas las actividades que hoy no se encuadran en el foco estratégico de la compañía son actualmente potenciales candidatas a formar parte del programa de desinversión. Sin embargo, salvo por el acuerdo para la venta de participación en el negocio de distribución de gas natural a ANCAP –lo cual es de público conocimiento–, no hay ninguna operación en curso para la venta de nuestros activos en el país que sea de conocimiento de Petrobras Uruguay", informó Carrinho.


Populares de la sección