Philip Morris quiso "aterrorizar" a Uruguay a través del juicio

La abogada que representó al Estado contó cómo fue el proceso
Clara Brillembourg es una de las abogadas estadounidenses que representaron a Uruguay en el juicio que le ganó a la tabacalera Philip Morris. La empresa había demandado al Estado uruguayo en 2010 porque consideró que sus inversiones se veían perjudicadas luego de que el gobierno implementara medidas para regular el consumo de tabaco. Sin embargo, la profesional afirmó este martes en una conferencia en la Universidad de la República que el verdadero propósito de la empresa había sido "aterrorizar" a las autoridades para evitar que implementaran más reglamentaciones.

"El mercado uruguayo obviamente no es el mercado más grande donde venden sus productos y ellos trajeron este caso para dar temor y terror a Uruguay", sostuvo la abogada. En ese sentido, expresó que "afortunadamente" la tabacalera no pudo dar el mensaje que quería, que era mostrarles a todos los países que fueran a regular el consumo de tabaco que podían enfrentarse a un litigio contra una importante multinacional.

La abogada afirmó que nunca pensó que podrían perder el juicio, pero tampoco se imaginó que el tribunal fallaría a favor del gobierno uruguayo en todos los puntos de la demanda. "Salió tan increíblemente bien, no solo con el resultado que hubo, sino también por la explicación que dio el tribunal. Eso fue un regalo extra", contó.

La Justicia dictaminó que "la responsabilidad por las medidas de salud pública recae sobre el gobierno y los tribunales constituidos en casos de inversión deberían prestar gran deferencia a los criterios gubernamentales". Esa puntualización, según Brillembourg, significa que los jueces dejaron en las manos del gobierno uruguayo la reglamentación de todas las políticas de salud, incluso la de control del tabaco. "Esta sentencia ayudó no solo a Uruguay sino a todos los Estados en el mundo", agregó.


El juicio contra Philip Morris se convirtió en un "leading case" para el derecho internacional, ya que fue el primer arbitraje de inversiones relacionado al control del tabaco. A su vez, también fue el primer arbitraje de inversiones en el que participó el Estado uruguayo, por lo que también sentó un precendente en el derecho nacional. "Este caso fue clave ya que se dio un enfrentamiento entre el sistema y los tratados internacionales, es decir, la protección del pueblo contra la protección de inversiones", explicó Brillembourg.

La abogada señaló que hubo actores clave para que el Estado uruguayo ganara el arbitraje. La Organización Mundial de la Salud (OMS), por ejemplo, presentó un escrito a favor de la postura del gobierno y fue la primera vez que el organismo intervino en un juicio de estas características. A su vez, la fundación Bloomberg Philantropies (del exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg) le ofreció al gobierno financiación para hacer frente al juicio.

Según la profesional, Philip Morris también se aprovechó de que se trataba de un país chico y con pocos recursos, ya que un litigio internacional es muy caro y Uruguay tendría que haber gastado "dinero que no tenía" para enfrentarlo. De hecho, se estima que el Estado uruguayo pagó US$ 5 millones en abogados.

Radio de 200 metros sin humo será "progresivo"

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, dijo este miércoles en rueda de prensa que el radio de 200 metros sin humo de tabaco en las proximidades de centros educativos y de salud se aplicará de forma "progresiva".

"Yo sé que es una medida que hay que verla en perspectiva, porque como todas estas medidas que tienen un carácter de prohibición, tiene que previamente manejarse mucha información", explicó Basso. Por lo tanto, el ministro aseguró que "es la idea" que el radio sin humo de tabaco se amplíe de a poco y con los años.


El jerarca sostuvo que uno de los objetivos del Poder Ejecutivo es que la población identifique que la prohibición de fumar a menos de 200 metros de cualquier centro educativo o de salud es "proporcional", ya que quieren evitar que la gente piense que la medida es arbitraria. "Esto hay que verlo en un proceso y se va a hacer una fuerte campaña para seguir aplicando las medidas antitabaco", señaló.

Basso destacó que se haya creado "una lógica de respeto" en torno a la prohibición de fumar en espacios cerrados a partir de 2005, si bien en el pasado "era parte del paisaje" el humo de tabaco en el interior de los lugares. "Hoy por suerte los jóvenes están fumando menos y eso es muy importante", agregó.

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, había anunciado semanas atrás durante su viaje a Ginebra que iba a trabajar para que se incluyeran más espacios públicos sin humo, por ejemplo, afuera de escuelas y hospitales. En ese momento, fuentes del Ministerio de Salud Pública (MSP) dijeron a El Observador que se habían enterado por la prensa de las intenciones del mandatario.


Populares de la sección