Piden pena máxima para el homicida de la exesposa del fiscal de Corte

La fiscal Fossati solicitó 30 años de prisión para el hombre que disparó

El domingo 14 de febrero un delincuente mató de un disparo a la exesposa del fiscal de Corte, Jorge Díaz, madre de sus dos hijas mayores. Un mes después, dos hombres fueron detenidos y procesados con prisión como autor y coautor del crimen, mientras que un tercero fue a prisión también por receptación, esto es, por comprarles motos robadas a los dos delincuentes que participaron del crimen.

En las últimas horas, la fiscal Gabriela Fossati pidió una pena de 30 años de prisión para el autor del crimen y de 24 para el coautor. En el primer caso se trata de la pena máxima prevista por el Código Penal. Tras darle vista a la defensa de los acusados, el juez Carlos García resolverá si acepta el pedido fiscal.

"Las dos personas que dieron muerte a la señora salían en forma periódica a cometer hurtos de motos; salían en una moto a robar otra moto y además arrebataban carteras", dijo la fiscal Fossati a El Observador. En concreto, la fiscal presentó pruebas sobre dos robos de motos.

Mientras que el hombre que disparó negó haber participado del crimen, el coautor y el receptor confesaron. El coautor del homicidio "hizo un relato muy claro de los hechos en dos oportunidades en el juzgado. Habían salido de mañana, habían robado una moto frente al Hospital Militar, habían cometido algún delito que les diera dinero en efectivo, empezaron a dar vueltas por Malvín y de casualidad pasaron frente a la puerta de la casa de esta señora cuando iba a guardar el auto", relató la fiscal. La exesposa del fiscal de Corte se resistió a la rapiña y recibió un disparo. Luego de cometer el crimen, los delincuentes vendieron la moto en la que viajaban al tercer implicado en el caso.

La fiscal pidió la pena máxima para el autor del disparo porque tiene antecedentes penales, y además lo acusó de otros dos delitos: hurto y amenazas (tanto al coautor como al que recibía las motos por haber confesado).

"En principio ninguno confesaba, pero hubo confesiones en WhatsApp del coautor con su pareja, en el que admitía haber cometido el hecho con esta otra persona", aseguró la fiscal.


Populares de la sección